Viernes, 23 de agosto de 2019

Alfredo Torrescalles: “Cada vez hay más conciencia de lo que pasa en los países africanos, nos atañe a todos"

El cineasta zamorano retrata en un documental la realidad de los enfermos terminales en
África y los profesionales sanitarios que los cuidan

[Img #84242]

Alfredo Torrescalles ha preestrenado este lunes el documental ‘Más allá de la colina y la selva’ en el Ateneo de Salamanca. El director zamorano ha producido y dirigido, a través de su productora Fascina Producciones, esta obra de 55 minutos de duración sobre la realidad de los cuidados paliativos en África. En este caso, con rodaje en Camerún. Se trata de una película con una mirada hacia ciertos elementos que influyen en la sanidad, en los últimos años de vida de los africanos y que ayuda a comprender hechos como la actual y rápida propagación del ébola.

Los cuidados paliativos hacen referencia al cuidado del enfermo al final de su vida, es decir, cuando la esperanza de su vida se calcula en menos de un año. En el caso de la fundación se trata de enfermos terminales de cáncer, sida, insuficiencias cardíacas, renales o hepáticas. La dirección médica del proyecto es del médico, Wilson Astudillo y la doctora y misionera, Ana Gutiérrez. Han colaborado además con Paliativos sin Fronteras, Proacis, Instituto Vasco Etxepare, Sociedad Vasca de Cuidados Paliativos, Hospital ‘Saint Martin de Porres’, Esclavas del Sagrado Corazón y Fundación Recover.

Se va a realizar una pequeña gira de preestreno en otras provincias españolas antes de su estreno en Camerún como Burgos, San Sebastián, Pamplona y Santander.

Entrevista a Alfredo Torrescalles

¿Cual ha sido la motivación principal en la creación del documental?

Colaboro desde hace tiempo con la Asociación Paliativos sin Fronteras. Soy cineasta y realizador de documentales y era el momento de hacer un retrato sobre una realidad tremenda en torno a la muerte en países africanos, en este en Camerún, donde la organización de Cuidados Paliativos lleva tiempo trabajando allí.

¿Qué dificultades ha atravesado?

La dificultad es llegar a encontrar las claves de los problemas que ahí ocurren. A veces se hacen lecturas bastante superficiales y con poca información. La mayor dificultad es rastrear la verdad más allá de lo obvio. Quería crear un documental lo más completo posible desde una visión humana para hacer que el espectador empatice tanto con las personas enfermas como con aquellos profesionales que los atienden.

¿Cree que el público español está concienciado con esta realidad?

La visión que hay de dicha realidad la tratamos desde nuestra perspectiva. Nuestra vida tan rica y cómoda muchas veces ni de lejos nos lleva a las situaciones de aquellos lugares. Creo que no se llega al fondo de las cosas, y es más cómodo perder la sensibilidad. Si eliges una película de los cuidados paliativos y una de Hollywood es más cómodo optar por el mega estreno. No obstante, cada vez más hay una cierta conciencia de que pasan cosas en el mundo y nos atañe a todos. Soy moderadamente optimista.

¿A quién considera responsable de esta situación?

Los responsables somos absolutamente todos. Se peca de una visión muy paternalista respecto a los africanos. Tendemos a pensar que somos los colonizadores... pero es cierto que la responsabilidad que tienen los propios africanos les competen también a ellos. Hay que hacer un análisis del humano imperfecto que comete errores. Por otro lado, hay mucha gente en África que se acomoda a modelos de gobierno donde en otros lugares nos rebelaríamos.

Entrevista a las doctoras y misioneras Ana Gutiérrez y Rosi García

¿Cuál es la situación en Camerún?

Camerún es un país muy variado, en el norte es casi desierto y tiene problemas con la escasez del agua y por el contrario el sur que es donde trabajamos nosotras, se derivan todos los problemas por exceso de agua al tratarse de una selva. El problema principal de esta zona es que la sanidad es pagada, esto hace que la gente no tenga un acceso libre, si no tienes dinero no vas. Las casa no tienen agua corriente, esto supone que van a buscar agua a diario a pozos a menudo donde no es potable. Si no eres joven la búsqueda de agua se complica. Estamos en zona endémica de paludismo, de filaria, sida o tuberculosis.

 ¿Por qué en Camerún?

La razón principal es que la ONG española Paliativos sin Fronteras contacto con nosotros para comenzar en Camerún el proyecto, ya que allí se organizó un grupo heterogéneo de profesionales que han estado enfocados durante muchos años a la sanidad de las enfermedades agudas y crónicas. Entonces, al tratar también los enfermos crónicos surge la necesidad de los cuidados paliativos.

¿Están trabajando en otros proyectos similares?

En octubre comenzaremos a trabajar en los cuidados paliativos pediátricos para poder continuar con la sensibilización del personal sanitario del país.