Domingo, 16 de diciembre de 2018
Las Villas al día

Azud de Riolobos, el gran humedal que sostendrá el regadío de la agricultura armuñesa

Este embalse artificial se creó en 1998 para abastecer de agua los cultivos de regadío. El humedal de 387 hectáreas, englobado en la Red de Espacios Naturales de Castilla y León, se nutre del caudal del río Tormes y se ejecutó en medio de una gran polémica que se fue atenuando con el tiempo ante el nulo impacto en el entorno natural

[Img #64745]

Este lunes se celebra el día mundial de los humedales. En Salamanca, y por extensión a Castilla y León, uno de los grandes humadales es el Azud de Riolobos, proyecto sobre el que radicará el sostenimiento del regadío de la agricultura armuñesa.

El anuncio del Gobierno de desbloquear el proyecto de expansión del regadío de la Armuña a unos meses de las elecciones municipales y autonómicas ha suscitado en la zona tímidas reacciones entre los agricultores y mandatarios. Son muchos ya los avisos, anticipos y notificaciones previas que luego se han diluido con el tiempo, pasadas las elecciones. Los hombres del campo esperan que esta noticia se plasme en hechos concretos y ahora se haga una realidad  continuada en el tiempo.

[Img #64686]Y el azud de Riolobos es el centro del proyecto, ya que de este embalse se repartirá el agua a toda la zona noreste de la provincia. De hecho, en su día el riego en la zona se planificó con la construcción de un azud en Riolobos, del cual partían dos canales, uno para transportar el agua a la zona este y otro para la zona oeste. Este azud se abastece de agua por un ramal que se derivaba desde el canal de Villoria.

Para ello, la Confederación Hidrográfica del Duero ejecutó, entre los años 1993 y 1997, las obras de conexión del canal de Villoria con el azud de Riolobos, con una inversión de casi 16 millones de euros.

Desarrollo sostenible

En el corazón de la Armuña, entre los términos municipales de El Campo de Peñaranda y Villar de Gallimazo se encuentra el azud de Riolobos, un humedal de 387 hectáreas, excepcional para el paso y nidificación de aves (véase mapa de situación).

[Img #64697]Este humedal artificial se creó en 1998 para abastecer de agua los cultivos de regadío. Para ello se construyeron dos diques en la cuenca del arroyo de Riolobos, siendo el agua aportada por un canal de trasvase desde el río Tormes.

Todo el proceso estuvo rodeado de cierta polémica, pero el paso de los años, lo ha convertido en un ejemplo de impacto humano favorable, en la búsqueda de ese desarrollo sostenible, tan soñado y necesario, entre naturaleza y recursos económicos humanos.

Especies protegidas

En el azud de Riolobos se dan encuentro miles de individuos de distintas especies y juega un papel primordial para aquellas que están en peligro o son escasas debido, en la mayoría de los casos, a la pérdida de hábitat. Hay que resaltar, debido a lo excepcional de su presencia, ejemplares de malvasía (Oxyurus leucocephala), espátula (Platalea leucordia) o cigüeñuelas (Himantopus himantopus). También es curioso ver en grandes concentraciones gansos (Anser anser), azulones (Anas platyrhynchos), patos cuchara (Anas clypeata), ánades rabudos (Anas acuta) o fochas comunes (Fulica atra).

Desde el observatorio del azud de Riolobos,  observamos muchas especies diferentes. Esto es la biodiversidad de un lugar. Todos esos tipos de animales están relacionados entre sí y con el medio. El hombre también es una de esas especies.  

Aquí, en silencio y a cierta distancia del grupo de aves, estamos observando, comparando y recogiendo información para analizar sus formas de vida y comportamiento.  

Es la hora de que las promesas políticas se hagan realidad.

GALERÍA DE IMÁGENES DEL AZUD DE RIOLOBOS Y SUS RAMALES

[Img #64734]