El Hinojal sigue creciendo con un cambio en la dirección de la empresa

Julio Pindado, director del MBA en Dirección de Empresas Familiares de la USAL, ha tutelado el proceso de sucesión en la dirección, que ha durado un año (GALERÍA DE FOTOS)

[Img #53802]

Este martes ha culminado la sucesión en la dirección de la empresa El Hinojal, dedicada a la producción y comercialización de pan, hornazos, bollería y otros productos. De esta manera, Miguel Hernández cede la gestión a Félix Gandin, después de un proceso de selección y formación, tutelado por la Universidad de Salamanca, a través de Julio Pindado, director del Máster en Dirección de Empresas Familiares.

Un año de preparativos

Un camino que se inició en abril de 2013 durante la participación del gerente, Miguel Hernández, en el acto de presentación del Networking Empresarial MBA DEF. En aquel momento, manifestó a Julio Pindado, director de este Máster en Dirección de Empresas Familiares de la Universidad de Salamanca, la necesidad de proceder a la sucesión en la dirección de la empresa. Posteriormente, tras varias reuniones se acordó el perfil que debía tener le nuevo gerente para implementar la estrategia de crecimiento que tenía El Hinojal. 

Así en julio de 2013 comenzó búsqueda y selección del nuevo gerente dirigido por Julio Pindado. Este proceso contó con la participación de  varios candidatos, de los que tres fueron preseleccionados por el propio Pindado.

Estos tres pasaron por varias entrevistas dirigidas por Julio Pindado en las que participaron los dueños de la empresa, hasta que se acordó seleccionar a Félix Gandin en noviembre de 2013.

Nueva etapa

De este modo, tras un período de formación en la Universidad de Salamanca y en El Hinojal de manera simultánea, este 1 de julio de 2014 se produce el traspaso de poderes, que conlleva el proceso de sucesión en la dirección de la empresa.

En las oficinas de El Hinojal en el Polígono Industrial El Montalvo III tuvo lugar este acto, que representa la sucesión en la dirección de la empresa, y al que asistieron los empleados, algunos clientes y proveedores.

Miguel Hernández entregó las llaves del despacho al nuevo gerente, Félix Gandin, y ambos se fundieron en un abrazo con el que concluye este periodo de transición, en el que ambos han convivido y han dado lo mejor de sí mismos para dar un impulso a El Hinojal.

Julio Pindado resaltó la generosidad y profesionalidad de Miguel y Félix, “que hace un año no se conocían y durante este tiempo con su esfuerzo y comprensión mutua han puesto los cimientos de una nueva etapa de una empresa familiar, que aún con nuevo gerente seguirá siendo familiar y tiene como misión producir los mejores productos para sus clientes y contribuir al desarrollo económico de nuestro entorno”.

Papel de la Universidad

En la misma línea, Pindado explicaba que “el éxito con el que ha culminado este relevo pone de manifiesto dos cosas:  En primer lugar, como la sucesión lejos de ser el hándicap con el que tropiezan muchas empresas familiares, puede ser una oportunidad para reforzar la empresa con el gerente que mejor pueda implementar la estrategia de la empresa; y, por otra parte, cómo la Universidad de Salamanca a través de la Cátedra de Empresa Familiar (patrocinada por Banco Santander) puede ser una herramienta perfecta para ayudar a las empresas familiares a superar el proceso de sucesión”.

En cuanto al papel desempeñado por la Universidad de Salamanca en este proceso, el responsable del Máster en Dirección de Empresas Familiares, explicaba que “las dos aportaciones más importantes de la USAL han sido la tutela de este cambio, como parte neutral y ajena a otros intereses, y la búsqueda y formación de profesionales, en función de los intereses y necesidades de la empresa”.


Este tipo de acto se encuadra dentro de las actividades de la Comunidad MBA DEF, cuyos miembros tiene como objetivo formar una red de directivos y empresas que, con la ayuda mutua, contribuyan a generar riqueza en nuestro entorno. Son miembros de la citada comunidad las empresas e instituciones colaboradoras con el MBA DEF, el claustro de profesores, los antiguos alumnos, el equipo de dirección, y sobre todo los alumnos actuales.

Historia de El Hinojal

El Hinojal comienza su andadura en el año 1983 como una pequeña empresa familiar, que lleva el nombre de la Patrona del pueblo natal de los fundadores, Paradinas de San Juan.

Todo comenzó cuando el abuelo Heli, terminada la Guerra Civil, hizo el servicio militar en Valladolid en el servicio de Intendencia. Allí aprendió el oficio de panadero y al regresar al pueblo decidió montar un horno moruno y fabricar pan con el trigo y la harina que los vecinos le entregaban de sus propias cosechas. Corrían en España tiempos difíciles pero en este horno fueron aprendiendo el oficio sus diez hijos.

Atentos siempre a la evolución natural del mercado y gracias a la unidad familiar, El Hinojal se ha convertido en una gran empresa, introduciendo en el mercado una amplia gama de productos (de raíz tradicional y local unos; novedosos los otros) e investigando nuevos y más eficaces modos de distribución, gestión y comunicación.

Actualmente, la plantilla está compuesta por más de treinta personas trabajando al servicio de la calidad y del consumidor, que fabrican y comercializan más de 500 referencias. Además, disponen de cinco tiendas de venta especializada, al tiempo que sus productos se pueden encontrar en más de 200 centros de distribución repartidos por toda la provincia.