El lotero salmantino acusado de hundir el negocio familiar declara que “hubo una gestión nefasta pero no intencionada”

Los hechos tuvieron lugar en Ciudad Rodrigo a finales de 2015

Declaración del acusado en la Audiencia Provincial

El lotero acusado de apropiación indebida y de hundir el negocio familiar en Ciudad Rodrigo, ha declarado en la Audiencia Provincial de Salamanca que “hubo una gestión nefasta pero no intencionada” en lo que se refiere a la administración de lotería que regentaba junto a su prima en la localidad mirobrigense.

En lo que respecta al dinero desaparecido el acusado, de iniciales A.F.R., señala que “la única explicación que hay es que la caja fuerte estaba abierta, yo estaba despachando en dos sitios a la vez y estaba mentalmente agotado por otros motivos personales”.


Por su parte,  a la venta del negocio, el acusado y accionista del 50%,  ha señalado que fue decisión de su prima. “La administración la vende ella. Yo la llamé para comentarle otras ofertas superiores y se negó”.

Por su parte, la denunciante ha señalado que su primo le dijo “que no quería saber nada. Para la venta me dejó sola, él no puso ninguna pega, me dijo que no quería saber nada”. El acusado se enfrenta a 5 años de prisión y 250.000 euros de indemnización.