Premio a la mejor tesis doctoral en temas agrarios para un alumno de la Universidad de Salamanca 

Por primera vez se premia también a los directores de tesis que, en esta ocasión, han sido Raúl Rivas González, catedrático de Microbiología, y Paula García Fraile, profesora titular de Microbiología, ambos de la USAL

Entrega del Premio Fertiberia a la mejor tesis doctoral en temas agrarios. Foto: Ministerio de Agricultura

Alejandro Jiménez Gómez, licenciado en Ciencias Ambientales y master en Agrobiotecnología por la Universidad de Salamanca, ha recibido el Premio Fertiberia a la mejor tesis doctoral en temas agrícolas, convocado por el Grupo Fertiberia en colaboración con el Colegio Oficial de Ingenieros Agrónomos de Centro y Canarias (Coiacc), con el objetivo de impulsar y reconocer la investigación en el ámbito agronómico y la actividad agrícola. 

El trabajo premiado, ‘Estudio metagenómico y culturómico de bacterias asociadas a Phaseolus vulgaris y Brassica napus, implicaciones funcionales y nutricionales de su aplicación como biofertilizantes en cultivos de interés agroalimentario y bioenergético, y evaluación del rol de la putrescina en la interacción bacteria-planta’ ha sido el trabajo premiado. 

Por primera vez en la trayectoria de este galardón, que este año cumple su 23 edición, se premia también a los directores de tesis que, en esta ocasión, han sido Raúl Rivas González, catedrático de Microbiología, y Paula García Fraile, profesora titular de Microbiología, ambos de la Universidad de Salamanca.

Asimismo, se ha otorgado un Accésit a la ingeniera agrónoma Mónica Navarro Rodríguez, por su tesis ‘Molybdenum Metabolism in Azotobacter vinelandii and its Biotechnological Applications’, defendida en la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) y dirigida por Luis Manuel Rubio Herrero, profesor titular de la misma.


Investigación y conocimiento académico

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, que ha participado en la entrega del Premio Fertiberia a la mejor tesis doctoral en temas agrarios, ha asegurado que la investigación y el conocimiento académico aplicado van a desempeñar un papel crucial en el progreso de una actividad agrícola más sostenible.

En su intervención, ha expresado la necesidad de avanzar en la solución a la necesidad de fertilización para asegurar suficientes alimentos, al tiempo que se presta especial atención al cuidado del suelo y a la mejora de la biodiversidad. Ha animado a disminuir su uso o cambiar su forma de aplicación, mediante la utilización de una mayor proporción de fertilización orgánica y una aplicación más oportuna y en la dosis justa.

Para ello, el ministro considera fundamental incrementar la inversión en I+D+i e impulsar la formación y asesoramiento a los agricultores para que puedan planificar mejor el abonado y avanzar hacia la fertilización de precisión.

Además de su prestigio académico, este premio es uno de los galardones a la investigación agronómica mejor dotado económicamente de Europa, con un importe de 14.000 euros para el ganador del premio y 8.000 para su director de tesis. Por su parte, el Accésit está dotado con 5.000 euros para su autor y 3.000 euros para el director.