Protestas en Salamanca contra la reforma de la Ley de Seguridad, porque “merma los derechos de los policías”

Con la presencia de la Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC), CSIF y profesionales de los Cuerpos y Seguridad del Estado

Concentración en Salamanca contra la reforma de la Ley de Seguridad Ciudadana

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato representativo en las policías locales de Castilla y León y de toda España, se ha sumado a las concentraciones que se han celebrado esta mañana ante las subdelegaciones del Gobierno de la Comunidad, contra la reforma de la Ley de Seguridad Ciudadana. En el caso de Salamanca, junto a la  Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC) y profesionales de los Cuerpos y Seguridad del Estado, se han manifestado en la plaza de la Constitución.

CSIF, que estará también el día 27, en la manifestación convocada en Madrid, se posiciona en contra de esa reforma porque “supone una merma importante al principio de autoridad de los policías, lo que generará una gran inseguridad para los policías a la hora de actuar2.

Por otra parte, también considera que “vulnera el derecho a la intimidad, poniendo en riesgo la integridad física de los policías y de sus propias familias. No menos importante es la anulación de la presunción de veracidad, lo que puede suponer dejar impunes multitudes de delitos e infracciones, al tener la misma validez el testimonio de un policía y el de cualquier ciudadano”.


Asimismo, CSIF  se muestra en contra de la modificación en materia de identificaciones que obliga a devolver a un sospechoso al mismo lugar en el que fue interceptado, una vez que se le ha identificado en comisaría. “Esta cuestión va a generar situaciones paradójicas que generarán inseguridad tanto para los propios policías, como para las víctimas de presuntos delitos”, argumentan.

CSIF afirma que, “en la defensa permanente de los trabajadores, no podemos admitir que se ponga en riesgo la seguridad de los policías con reformas que menoscaban gravemente el principio de autoridad y cuestionan el principio de veracidad, dejando a los mismos en una situación de indefensión ante cualquier intervención. Abogamos por el respeto, la dignidad y la seguridad de los integrantes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, como defensores de nuestros derechos y garantías constitucionales, así como la pacífica y normal convivencia de los ciudadanos”.