El programa de Acompañamiento Integral de la Persona recupera la presencialidad en todas sus actividades

Dirigido a estudiantes de 3º de Infantil a 2º de Bachillerato

El Ayuntamiento de Santa Marta ha recuperado la presencialidad en todas las actividades y talleres enmarcados dentro del ‘Programa de Acompañamiento Integral de la Persona’ que se puso en marcha en el 2019 en los centros educativos con el fin de desarrollar y fortalecer la inteligencia emocional de los alumnos  de 3º de Infantil a 2º de Bachillerato, aumentando así su bienestar social y personal. El programa – que fue en su día una iniciativa muy novedosa a nivel educativo- se consolida en la localidad como proyecto fundamental para atajar problemáticas como los trastornos alimentarios, la adicción a internet, el bullyng escolar, el consumo de drogas,  los comportamientos violentos y otras alteraciones conductuales que han ido ganando peso en los últimos años.

“A veces es bastante preocupante ver de qué manera los niños y adolescentes se enfrentan a la vida, normalmente porque no tienen herramientas para hacerlo. Con estos talleres y actividades lo que intentamos es proporcionárselas aumentando su competencia emocional que, al final, es la base de todo. No debemos limitarnos a la educación tradicional, sino que debemos complementarla con otras estrategias encaminadas a aumentar sus habilidades ante todas las situaciones de la vida”, explicó la concejala de Bienestar Social, Mari Cruz Gacho.

Esta es una iniciativa de acompañamiento porque según el rango de edad de los escolares las actividades y talleres son diferentes, ya que están encaminadas a solventar los problemas asociados a esa edad concreta, con una metodología de enseñanza  acorde a cada curso. Además, se ha trazado un itinerario personalizado para que cada individuo que forma parte del programa pueda desarrollar sus capacidades más débiles y potenciar sus habilidades al máximo, para ello, cada alumno tiene a su disposición un equipo profesional que le asesorará y le hará sentirse amparado en su proceso de crecimiento personal.

El  ‘Programa de Acompañamiento Integral de la Persona” se ha implementado en todos los centros educativos de Santa Marta en los que se cursa 3º de Infantil, 3º y 5º de Primaria, 1º, 2º, 3º y 4º de ESO y 2º de Bachillerato, donde se han recuperado las actividades y talleres presenciales que quedaron en suspenso con la pandemia. Se trata de un programa de carácter transversal ya que engloba diferentes ámbitos de actuación como son el área de Educación, la Salud, la Familia y el Bienestar Social, que son las concejalías implicadas en el proyecto.

En cuanto a los objetivos concretos de este novedoso proyecto educativo y social, pretende que los alumnos aprendan a identificar sus emociones para poder responder de forma adecuada a ellas, fomentar las relaciones interpersonales y en consecuencia la convivencia, desarrollar habilidades y valores que les proporcionen un bienestar social y personal, fomentar la igualdad de género, prevenir conductas derivadas del juego, adquirir conocimientos sobre la sexualidad y concienciar sobre la toma de decisiones. Objetivos todos ellos encaminados a un desarrollo integral de la inteligencia emocional.

“Se necesitan programas formativos como este si de verdad queremos eliminar de raíz problemas tan preocupantes como el bullying, las adicciones o las conductas violentas. De nada sirve que niños y adolescentes tengan unos buenos resultados académicos si después son víctimas o promotores de acoso escolar, viven enganchados a las redes sociales y a los videojuegos o demuestran cualquier signo de inadaptación social. Es necesario enseñarlos a responder a todas las situaciones de la vida”, concluyó Mari Cruz Gacho.