Conversaciones terapeúticas

Últimamente llevo varias  sesiones seguidas de conversaciones terapeúticas con chicas y chicos de la casa escuela Santiago Uno.

Doy clases de botánica, juego a baloncesto, a padel, podamos encinas con motosierra, desbrozamos jardines, montamos a caballo, viajamos… Muchas cosas de las que hago con mis hijas.

Tenemos un gran equipo de educadores con el que les acompañamos en su itinerario vital.

Pero necesitan sus momentos de conversación individual, incluso  en estos últimos días de eventos como día de la infancia o cátedra Calasanz  se ofrecen voluntarios los mayores de edad para empoderarse delante de un público dogto en una universidad.

Utilizamos técnicas del modelo constructivista sistémico y centrado en soluciones, mezclado con ideas de Freire y Milani.

Se establece un espacio de confianza donde van narrando y haciéndose cargo de sus muchas cosas positivas de su vida y de sus múltiples capacidades.

Recorremos los logros conseguidos a pesar de las trabas externas, externalizamos para luchar contra miedos, adicciones y redefinimos traumas del pasado para intentar convertirlos en resiliencia, en fortalezas.

Para salir de una depresión más que hablar de ella, es más útil hablar de momentos dónde no la dejamos limitar nuestra vida.

Es importante escuchar estas historias personales de itinerarios de vida de superación para  que la sociedad ignorante de vidas ajenas no juzgue tanto y reste oportunidades a verdaderos talentos. Cambiando la mirada se cambian reacciones adversas de defensa.

Una mujer que narra cómo levantó la mano voluntaria en una escuela de Etiopía sin saber para qué y la adoptaron. Eran pobres pero estaban en familia.

Esa mujer abandonada después por sus padres adoptivos,  de gran prestigio y escala social actualmente vive en uno de nuestros pisos de emancipación estudiando el ciclo superior de integración social después de haber cursado la formación profesional básica de cocina y el grado medio de jardinería. Ha trabajado varios veranos en la hostelería en nuestro programa de hoteles en Santander. También ha sido protagonista en una película hecha por la escuela de cine y quiere ser  actriz y escribir un libro. Seguro que consigue una gran parte de sus sueños, es una mujer muy fuerte que se protege del amor.