Ciudad Rodrigo al día

 

Arrancan las esperadas obras de consolidación y restauración de la Puerta de La Colada

La intervención está promovida por la Dirección General de Bellas Artes del Ministerio de Cultura y Deporte

Esta semana han dado por fin arranque las esperadas obras de consolidación y restauración de la Puerta de La Colada de la Muralla de Ciudad Rodrigo, que son promovidas por la Dirección General de Bellas Artes del Ministerio de Cultura y Deporte del Gobierno de España, y que corren a cargo de la empresa Técnicas para la Restauración y Construcciones S.A. (Trycsa), que ganó el proceso de licitación puesto en marcha por el Ministerio en los últimos meses (al que se presentaron un total de 5 empresas).

Como se puede ver en las imágenes, de momento en estos primeros días se han desplegado varios andamios en la parte interior de la Puerta de La Colada, que cubren la puerta en sí, siendo ‘tapados’ por una malla verde. Al respecto, hay que recordar que el proyecto ganador de Técnicas para la Restauración y Construcciones (con sede en Valladolid capital) recogía que se iba a minimizar el impacto visual de la obra con vallado de “alta calidad estética con cartelería divulgativa”, que por el momento no se ha desplegado.

Asimismo, por ahora (al menos era la situación en la que se encontraba la obra en la mañana del jueves) el inicio de la intervención no afecta a peatones y vehículos a la hora de circular por la Puerta de La Colada, ya que pueden seguir transitando por la bóveda, lo que lleva consigo pasar por debajo de los andamios desplegados.

Hay que recordar que la realización de estas obras de consolidación y restauración responde a los desprendimientos que se han producido en los últimos años en los paramentos y contrafuertes (que se construyeron en 1741) de los dos laterales de la Puerta, siendo los más recientes en agosto de 2018 (se desprendió un sillar) y en agosto de 2020, ambos en el muro del denominado ‘lateral norte’ (el derecho según se baja), el opuesto al que se habían producido años atrás los más relevantes.

El más grave tuvo lugar en abril de 2016, cuando hubo que realizar incluso una intervención de urgencia, retirándose por motivos de seguridad los sillares que presentaban mayor riesgo de derrumbe, que quedaron guardados para una futura reparación según se explicó en su momento. Tras ser visitada de urgencia por varios técnicos del Instituto Patrimonio Cultural de España en la anterior legislatura municipal a instancias del entonces alcalde Juan Tomás Muñoz (momento en que se consiguió el compromiso del Ministerio de hacer una intervención), el estado de la Puerta de La Colada fue incluso comprobado a principios de 2019 por el que era en aquel momento el Ministro de Cultura y Deporte, José Guirao.


Sin embargo, aunque el proyecto de restauración estaba previsto desde incluso antes (en los Presupuestos Generales del Estado apareció por 1ª vez en 2017, en las penúltimas cuentas del Gobierno de Mariano Rajoy) ha ido sufriendo retrasos, el último porque la Comisión Territorial de Patrimonio Cultural de la Junta de Castilla y León rechazó el proyecto técnico inicialmente presentado para la recuperación de una sala hundida del antiguo Cuerpo de Guardia de la Puerta, y hubo que rehacerlo.

Las obras que han dado arranque esta semana tienen un coste de 362.619,23€, IVA Incluido (el Ministerio sacó las obras a licitación por un importe total de 413.005,93€, pero la empresa finalmente adjudicataria propuso una rebaja de un 12,20% de ese precio). Técnicas para la Restauración y Construcciones S.A. ya tiene experiencia en intervenciones en Ciudad Rodrigo, ocupándose hace unos años de sendas intervenciones en el Convento de San Francisco, y en la Iglesia de San Pedro-San Isidoro.

> Así será la intervención

Según se recogía en los pliegos cuando se licitó la redacción del proyecto de restauración (en 2017), la intervención puesta en marcha consta de varias partes, empezando por el saneado, eliminación de vegetación y rejuntado parcial del paramento extramuros de la Puerta para garantizar su correcta conservación. Asimismo, se saneará y drenará el trasdós del muro sur de la zona intramuros de la Puerta, incluyendo la ejecución de una zanja de drenaje desde el extremo del muro hasta la zona correspondiente a la sala hundida que hay contigua al cuerpo de guardia (actualmente hay una puerta tapiada entre ambas).

Respecto a esa sala hundida (que es la que ha retrasado en última instancia el inicio de la intervención) hay que hacer una excavación arqueológica para eliminar los escombros y sanear el espacio, recuperando su sistema de cobertura para solucionar las humedades y recuperar el espacio original al que se puede acceder desde el cuerpo de guardia.

Por otro lado, se hará un acondicionamiento de los espacios de guarnición situados a ambos lados del arco y sobre él, debiéndose revisar y actualizar sus instalaciones, especialmente las correspondientes a electricidad y abastecimiento y saneamiento de agua (ya que se considera que pueden estar afectando negativamente a las estancias situadas a nivel de calle). La intervención también incluye por supuesto la consolidación y restauración de los muros laterales de la zona intramuros de la puerta y sus contrafuertes, recolocando los sillares retirados y garantizando el cosido de los contrafuertes existentes con el resto del muro.