Antonio Pedraza rememora con sus versos la infancia de mediados del pasado siglo en la Salamanca rural

El escritor salmantino evoca su niñez en Paradinas de Abajo, una pedanía de Castillejo de Martín Viejo

Antonio Pedraza, autor del libro  “Leer para soñar”. Foto de Guillermo García

El escritor salmantino Antonio Pedraza ha plasmado en el libro  “Leer para soñar”, con distintos poemas, vivencias de las que fue protagonista a mediados del pasado siglo, cuando era un niño y crecía en Paradinas de Abajo, una pedanía de Castillejo de Martín Viejo (Salamanca).

En su presentación, acompañado por el delegado del área de Cultura de la Diputación de Salamanca, David Mingo, y de la también autora Raquel Bernal, que ha sacado otro libro sobre refranes, Antonio Pedraza ha recordado cómo eran los tiempos de su infancia, en un pequeño municipio en el que solo en su casa vivían siete personas, casi tantas como todas las que viven ahora en la pedanía (once).

Con esta obra, editada por la Diputación de Salamanca y que cuenta con una tirada inicial de 400 ejemplares y un precio en librerías de seis euros, el autor lleva a los lectores con sus versos a la niñez de entonces, donde los hermanos compartían cama porque no había una para cada uno y en cuyas casas de ese municipio no había ni agua corriente ni electricidad.


En los distintos poemas recorre el poder de la lectura para evadirse y vivir aventuras, los juegos tradicionales como la peonza o el aro, el tren de la feria, la amistad con los animales, los trabajos artesanales o el primer viaje a ver el mar.

El autor quiere llevar esas sensaciones, con los recuerdos de la tradición, a los niños de ahora, con el propósito de que "se enganchen a la lectura" y "a la vez olviden un poco el teléfono móvil", ha argumentado durante la presentación.

Foto de Guillermo García

  • Antonio Pedraza, a la derecha, acompañado por el delegado del área de Cultura de la Diputación de Salamanca, David Mingo, y de la también autora Raquel Bernal, que ha sacado otro libro sobre refranes