Condena de tres años de cárcel para el traficante que se estrelló en Calzada de Valdunciel cuando llevaba más de medio kilo de cocaína 

Los hechos ocurrieron el 12 de octubre de 2019, cuando iba en el coche junto a familiares y comprobó que le seguía una patrulla de la guardia civil

Fachada de la Audiencia Provincial, donde se celebraba este juicio

La Audiencia Provincial de Salamanca ha condenado con sentencia firme a tres años de cárcel y una multa de 2.170 euros al conductor que viajaba por la A-66, a la altura del municipio Calzada de Valdunciel, con 527 gramos de cocaína, que tiró por la ventana al ver a la Guardia Civil y que trató de evadir a los agentes a gran velocidad y con las luces apagadas, a pesar de ser por la noche, hasta que se salió de la vía y trató de huir a pie.

Según la sentencia, los hechos ocurrieron el 12 de octubre de 2019, cuando iba en el coche junto a familiares y comprobó que le seguía una patrulla del Instituto Armado, al tener conocimiento de que presuntamente el hombre que llevaba el coche estaba distribuyendo y vendiendo droga en los municipios de Santa Marta de Tormes y Cordovilla (Salamanca).

Al verlo, tal y como recogen los hecho probados de la sentencia, llamó a un cómplice para decirle que le seguían, momento en el que ambos decidieron tirar la droga por la ventanilla y tratar de dejar atrás a los agentes a gran velocidad y con las luces apagadas.


Después, tras salirse de la vía, huyó a pie y volvió a llamar a su compañero para avisar de que su "madre y todo el mundo" que iba en el coche habían sido detenidos y que él estaba escondido debajo de un puente en Calzada de Valdunciel, tras lo que fue detenido.

Posteriormente, el 23 de enero de 2020, un operativo procedió al registro del hombre al que llamó, quien tenía en su casa 2.170 euros en efectivo, 49 gramos de cannabis y doce de cocaína. En su caso, ha sido condenado también por cómplice con un año y seis meses de prisión, y una multa de 600 euros.

Asimismo, sobre el dueño del vehículo del accidente, que era un tercero, la Audiencia Provincial le ha condenado por cómplice a un año y medio de cárcel y a una multa de 50 euros. Sobre él, los agentes también procedieron al registro de su vivienda el 18 de diciembre de 2019, momento en el que, según los hechos probados en la sentencia, aprovechó para tirar una cantidad indeterminada de droga por el inodoro mientras su madre abría la puerta y obstaculizaba el acceso al dispositivo que acudió hasta el lugar.