Acuerdo de los  trabajadores de supermercados de Castilla y León para ir a la huelga en diciembre 

La movilización, que se realizará los días 7, 23, 24, 30 y 31, afecta a profesionales de Gadis, Alimerka, Lupa, La Plaza de Dia y Froiz

Una cajera de un supermercado. Foto de DAVID AIROB - Archivo EP

Los trabajadores de medianas superficies de Castilla y León han ratificado en las asambleas hacer huelga para desbloquear el convenio colectivo del sector en la Comunidad.

En concreto, más de un millar de trabajadores, en representación de las más de 6.500 personas afectadas, han determinado en las nueve asambleas celebradas durante este domingo en Ávila, Burgos, León, Ponferrada, Palencia, Segovia, Salamanca, Valladolid y Zamora continuar adelante con la convocatoria de huelga prevista para el próximo mes de diciembre (los días 7, 23, 24, 30 y 31).

Estos paros afectarán a los profesionales de este sector que trabajan en los supermercados Gadis, Alimerka, Lupa, La Plaza de Dia, Froiz de Castilla y León.

La Unión General de Trabajadores y Comisiones Obreras han llevado a cabo estas acciones informativas por toda la Comunidad con el fin de dar a conocer el bloqueo en el que se encuentra el convenio de la mediana distribución de Castilla y León.

Los responsables de los sindicatos reivindican una subida salarial que permita llegar a sueldos de 1.200 euros en 2025, algo a lo que han afirmado que se niega la patronal mientras que en el sector más perjudicado por la pandemia como es el de la hostelería recientemente se ha acordado llegar a esta cuantía en 2025 y 2026.


BLOQUEO

Los representes sindicales y los de la patronal están pendientes de ser convocados a una reunión en el Serla (Servicios Regional de Relaciones Laborales) con la intención de alcanzar un acuerdo para acabar con el bloqueo existente en las negociaciones del convenio.

"Ojala lleguemos a un acuerdo, pero está complicado. Estamos hablando de un sector de trabajadores pobres y de una patronal que ha aprovechado una situación de pandemia sanitaria para incrementar de manera importante sus beneficios y llevar a cabo nuevas aperturas de locales y reformas", han afirmado.

Además, han afeado a la patronal que con esta realidad no sean capaces de tener "un mínimo de empatía" para con sus plantillas y mejorar sus actuales condiciones laborales y salariales" a pesar del esfuerzo realizado en los peores momentos de la pandemia.