Unionistas… realistas

El periodista Chema da su opinión sobre el estado de forma del conjunto charro en la sección de este medio con colaboradores

Celebración de un tanto de Unionistas / Lydia González

La jornada 12 del Grupo I de Primera RFEF ha dejado fuera de los cinco primeros clasificados a Unionistas, después de haber permanecido en esta zona más noble desde la jornada 3.

Ahora, y una vez alcanzado el primer tercio de la temporada, el equipo de Dani Mori es sexto con 21 puntos (los mismos que la SD Logroñés, quinto en la tabla) y a dos puntos del líder; un Deportivo de la Coruña que acumula 23 puntos en su cuenta tras no haber jugado contra el Extremadura en esta última jornada.

21 puntos, que bien podrían ser 22 si Competición no hubiese sancionado al club con 3-0 y 3.001 euros de multa por jugar con 12 jugadores durante 45 segundos en el choque contra el DUX Internacional, pese a reconocer el colegiado que fue un error propio. Unionistas ha recurrido y la opción de contar con ese punto sigue en el aire.

Sea como fuere, lo cierto es que los salmantinos suman 21 puntos en 12 jornadas y están a tiro de play off, objetivo que al inicio de temporada casi ni se planteaba, porque mantener la categoría es y debe ser la obligación de los del Reina Sofía… siempre sin renunciar absolutamente a nada.

No es falso decir que el equipo ha ido de más a menos y que en cada partido le cuesta más generar opciones de gol y tener claridad de ideas en el plano ofensivo; no es una crítica, ni mucho menos, porque todos hubiesen firmado este inicio de temporada; es una realidad que no debe ofender a nadie.


Quizá una de las claves sea que Carlos de la Nava, el 10 de Unionistas, no está al 100% físicamente y eso penaliza mucho al equipo, porque es el faro del equipo en este apartado, jugando y haciendo jugar. Él, Espina, Muñoz, Rayco o Nespral son los que deben manejar los hilos del equipo a la hora de hacer gol y generar opciones ofensivas.

No obstante, el equipo aún no ha perdido un partido esta temporada sobre el terreno de juego y ya han transcurrido 12 jornadas, por lo que la línea del equipo es positiva y más en una carrera de fondo como es la competición liguera.

Por eso, no pasa nada, no es malo para la salud ni es negativo decir que el equipo atraviesa por un bache de juego y que le cuesta mucho sumar de tres en tres porque los resultados están ahí; ser realista es el camino para lograr el éxito y Dani Mori lo sabe a la perfección.