¿Qué certificados son importantes para trabajar con el sector automotriz?

IMA y su estrecho vínculo con empresas del sector

Un requisito fundamental para trabajar en el sector automotriz es la certificación IATF 16949: 2016.

Se trata de una norma a nivel internacional destinada a sistemas de gestión de calidad en el sector de la automoción. Esta certificación hace hincapié en la prevención de defectos y la disminución del malgaste en la cadena de suministro. Ingeniería Magnética Aplicada, IMA dispone de todas estas certificaciones oficiales.

Para obtener esta certificación han tenido que cumplir con el proceso el cual está basado en dos etapas:

  1.  La revisión de la documentación donde un organismo verificará que la documentación entregada cumpla con los requisitos.

Los requisitos que se deben poseer para conseguir la certificación IATF 16949: 2016, son los mismos que los requisitos de la norma ISO 9001: 2015 añadiendo unos nuevos de esta industria. Las variaciones para adecuarse a la IATF 16949: 2016 son:

  • Integrar requisitos del cliente: con el fin de estandarizar y mejorar el muestreo la integración de requisitos del cliente determinando las distinciones.
  • Gestión de la garantía: nuevas cláusulas
  • Competencia de los auditores: requisitos para auditores internos (como la formación y capacitación de ellos) y auditores externos (específicos del cliente con el fin de la calificación de los auditores)
  • Enfoque basado en el riesgo: necesario para asegurar el cumplimiento de los objetivos y planes estratégicos.
  • Productos con software integrado: destinado a tecnologías como: “Drive-by-wire”.
  • Capacidad de fabricación: con el objetivo de cumplir con el tiempo y los rendimientos establecidos a priori.
  • La nueva estructura: nueva estructura de alto nivel apoyada en el anexo SL.

 

  1.  Verificaciones por parte de los auditores de las actividades que se realizan cumplen con los requisitos, anteriormente mencionados.

De la misma manera esta certificación debemos combinarlas con la RoHS, la REACH y la ISO 14001. La certificación RoHS es una directiva que se encarga de regular los aspectos que tengan algún tipo de relación con los metales y la fabricación de los instrumentos electrónicos y eléctricos. Por otro lado, la certificación REACH se destina a regular la producción y el empleo de componentes químicos, y los impactos que producen en la salud humana. Finalmente, la ISO 14001 se encarga de proporcionar un marco de organización estableciendo requisitos de desempeño ambiental.


IMA y su estrecho vínculo con empresas del sector.

Una empresa que ha sabido combinar estas cuatro certificaciones obteniendo los beneficios y siendo un ejemplo para muchas otras es IMA, Ingeniería Magnética Aplicada.

Además de aportar beneficios a las empresas como poder trabajar con varias marcas de fabricantes; esta certificación también aporta beneficios a los clientes como, por ejemplo: la trazabilidad y la seguridad de los procesos y de las piezas con las que se trabajan asegurando un soporte en la gestión de garantías.

IMA tiene un estrecho vínculo con las grandes empresas del sector, debido a sus 30 años de experiencia siendo la empresa líder en el sector magnético y suministrando cualquier material de campo industrial. IMA está enfocado para el sector de la automoción IAFT 16949:2016, obteniendo materias primas de calidad, así como controles con el fin de obtener la máxima calidad en sus productos. Así como, el desarrollo de nuevas tecnologías para optimizar los procesos de inyección, obteniendo imanes inyectados, para destinarlos a diferentes sectores industriales como: robótica, automoción, construcción. También fabrica imanes de neodimios, conocidos por ser los más potentes del mercado, aplicándolos a varias utilidades como: generadores, separadores magnéticos, motores eléctricos…