Economía doméstica: ¿Estoy gastando más de lo necesario?

A la hora de hablar de cuánto gastamos al mes, es importante saber en primer lugar cuánto gastan los hogares en España

Facturas, colegio de los niños o el coche y sus reparaciones son algunos de los gastos a los que nos enfrentamos mensualmente. Sin duda, todo ello nos hace apretarnos el cinturón y reducir el consumo, fomentando lo que se conoce como la eficiencia para los gastos del hogar. Se trata de un concepto que cada vez gana más popularidad, pero lo cierto es que aún hay personas que desconocen en qué consiste, cómo aplicarlo en su hogar y sobre todo, las posibilidades de ahorro que tiene. En este artículo despejamos las dudas.

En 2020, el 35,6% del desembolso en los hogares se enfocó en gastos de vivienda con un importe de 9.621,5 euros de media

A la hora de hablar de cuánto gastamos al mes, es importante saber en primer lugar cuánto gastan los hogares en España. 2020 fue extraño para todos. No solo por las circunstancias que todos conocemos, sino porque este hecho afectó a la forma de vida y por ende, al gasto mensual en nuestros hogares. El gasto medio en España durante el año pasado se redujo en un 10,7%, situándose en los cerca de 27.000 euros.

Tomando como referencia la Encuesta de Presupuestos Familiares, en 2020 el 35,6% del desembolso en las casas se dirigió a gastos de vivienda con un importe de 9.621,5 euros de media. En este caso, aumentó en un 1,9% respecto al año 2019. Alimentación y transporte también fueron dos gastos a tener en cuenta, con un 17% y 10,2% del presupuesto familiar, respectivamente.

Un aspecto interesante también es saber cuánto se han gastado los españoles en salir a comer o cenar fuera. En 2019, gastaron 800 euros al año de media en comer o cenar fuera de casa y a pesar de que pueda ser una cifra que llame la atención, fue inferior al del resto de países vecinos. Por otro lado, en 2020, el 6,49% del gasto familiar se relacionó con los restaurantes y hoteles, una cifra muy reducida.


Como indicábamos anteriormente, lo más importante a la hora de planificar los presupuestos en el hogar, es reducir bienes innecesarios y destinar la menor cantidad a los gastos del hogar como son las facturas de agua, luz, gas, etc. En este caso, la eficiencia de consumo se puede convertir en nuestra aliada, pero debemos realizar algunas acciones. 

Por ejemplo, la primera es utilizar electrodomésticos eficientes, que aunque sean más costosos, la inversión la recuperamos a corto plazo porque reducen el consumo energético y son más duraderos. También ayuda a reducir el gasto desconectar los aparatos que no usamos, como el cargador del móvil si ya tenemos el smartphone cargado.

Asimismo, cerrar el frigorífico si no lo estamos usando y sustituir las bombillas por las de Led también reducirá nuestra factura de la luz. También es importante especificar un día de la semana para lavar la ropa, para así poner menos lavadoras.

Por otro lado, seremos conscientes de cuál es el consumo de nuestra vivienda. Es decir, saber cuándo gastamos más energía en casa para así adaptarlo a las tarifas que haya en las compañías. Así, el consumo energético será el mismo, pero las facturas de electricidad se verán reducidas.

Gracias a todo ello, tendremos la posibilidad de ahorrar una cantidad considerable de dinero en facturas y emplearlo en hobbies como salir a cenar fuera.