Ciudad Rodrigo al día

 

Los constructores de los tablaos pagarán lo mismo al Ayuntamiento aunque se concedan los Cenizos

Si hubiera restricciones de aforo en los tablaos, los constructores pagarían en función del aforo permitido

La Comisión de Urbanismo, Obras, Instalaciones, Jardines y Ferias Ganaderas del Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo aprobó en la mañana del miércoles por unanimidad el pliego de condiciones que regirán el montaje de los tablaos en la Plaza Mayor mirobrigense para permitir la celebración del Carnaval del Toro 2022. Como primer paso, los constructores habituales de los tablaos tienen de plazo hasta el mes de diciembre para presentar la documentación pertinente en caso de querer continuar con la concesión que tiene cada uno.

Si hay vacantes, se sacarán como ha ocurrido en algunas ocasiones en los últimos años a subasta en la tradicional cita en el salón de plenos que ya tiene fecha: el 28 de enero de 2022. Para esos hipotéticos tablaos vacantes, el resultado de la subasta sería el precio que tendrían que pagar sus adjudicatarios al Ayuntamiento en 2022. Para todos aquellos que continúen con sus tablaos de años anteriores, no habrá variaciones en el precio, lo cual es relevante, ya que todo indica que el Carnaval del Toro 2022 tendrá un día más de fiesta en la jornada del Miércoles de Ceniza, y por ende los constructores podrán recaudar más al haber un festival adicional.

Al mantenerse el precio, por los tablaos grandes se seguirá pagando al Ayuntamiento 665€; por los pequeños, 234€; por el tablao móvil de la Puerta del Sol, 197€; y por el tablao de la puerta de la calle Sánchez Arjona, 121€. Según señaló en la tarde del miércoles a Ciudad Rodrigo Al Día el presidente de la Comisión encargada de organizar el Carnaval, Ramón Sastre, se ha decidido mantener el precio aunque haya un día más de fiesta “porque siempre nos ayudan a muchas cosas, y es en beneficio de toda la ciudad”.

Ese mantenimiento del precio podría tener una excepción si se tiene que activar uno de los puntos de la ‘Cláusula Covid-19’ que recoge el pliego de condiciones: en caso de que haya restricciones de aforo en los tablaos por culpa de la pandemia, los constructores pagarían al Ayuntamiento en función del aforo permitido (por ejemplo, si sólo estuviera permitido un aforo del 80%, el precio a pagar sería el 80% del original). Asimismo, sino se llega a celebrar el Carnaval, se devolvería la tasa pagada.


Esa ‘Cláusula Covid-19’ también recoge que la ‘Autorización de uso común especial del dominio público mediante la instalación de tablaos’ así como la celebración del propio Carnaval, quedan condicionadas a la autorización administrativa de los espectáculos taurinos. Además, como otra disposición, el pliego marca que los adjudicatarios de los tablaos deberán ponerlos a disposición del Ayuntamiento para celebrar “otros espectáculos, cualquiera que sea el organizador”.

Obviamente, si la jornada de Cenizos es finalmente una realidad (el Ayuntamiento recalca que no habrá certeza respecto al día de Cenizos hasta el Martes de Carnaval, una vez haya petición popular y se dé el visto bueno), los tablaos no se desmontarían el miércoles 2 de marzo, sino el jueves 3. Mientras, en lo que se refiere al montaje, tendrá lugar el fin de semana previo al Carnaval, del 18 al 20 de febrero.

En otro orden de cosas, el próximo viernes tendrá lugar una reunión de la Comisión encargada de organizar el Carnaval 2022 en la que se ofrecerá información sobre los nombres de las ganaderías, toreros y novilleros que se están barajando para conformar la programación carnavalera. Asimismo, se darán a conocer detalles sobre los donantes tanto del Toro del Aguardiente ‘tradicional’, el del Martes de Carnaval, como del Toro del Aguardiente ‘Extra’ previsto para el Miércoles de Ceniza.