Un ataque de buitres mata a un ternero limusín en Carrascal de Barregas

Asaja Salamanca ha alertado de que estos animales “ han cambiado su modo de alimentación, pasando de carroñeras a depredadoras"

Restos del ternero atacado por los buitres en Carrascal de Barregas

Un ataque de buitres ha acabado con la vida de un ternero limusín en la madrugada de este miércoles en el término municipal de Carrascal de Barregas (Salamanca), según la información facilitada por Asaja Salamanca.

A través de la organización profesional agraria, el dueño de la explotación, Jesús Aparicio, ha apuntado que en la parcela contaba con 43 madres y que, la noche anterior al ataque, una de las vacas mostraba indicios de parir, por lo que "habitualmente se apartan del rebaño para estar tranquilas".

En la explotación, a "escasos metros" del ataque, vive uno de los trabajadores de la explotación, hecho que "no ha disuadido a los ocho buitres", que los trabajadores divisaron esta mañana después de la muerte del ternero.


Asaja Salamanca ha alertado de que "los buitres han cambiado su modo de alimentación, pasando de carroñeras a depredadoras y, aunque no puedan atacar animales grandes ya que carecen de fuerza prensil en sus garras, aprovechan una debilidad, como cuando una reproductora está pariendo o un ternero es recién nacido".

Además, "la falta de alimento provoca que las aves no teman al ser humano, lo que podría acarrear más de un susto entre la población". Por estos motivos, la organización ha instado a la Junta a que "cese en su actitud de ignorar el problema e instaure un sistema de indemnizaciones semejante al del lobo".