‘Aquí se Come Bien’, sabores de otoño en la Serra da Gardunha

Catorce menús donde castañas, setas, manzanas, membrillos, nueces o chirivías son responsables del sabor campestre y otoñal de decenas de platos

Un año más, en el interior fronterizo portugués, alrededor de la Serra da Gardunha y la Cova da Beira, se celebra ‘Fundão-Aquí se Come Bien: Sabores de Otoño’.

Este festival gastronómico tiene cuatro versiones diferentes, con cuatro ediciones anuales para ensalzar los productos autóctonos de cada temporada.

Parte del territorio de Fundão se inserta en la denominada Cova da Beira, un fértil valle situado entre la cara sur de la Serra da Estrela (1.993 m) y la vertiente norte de la Serra da Gardunha (1.227 m). Esta zona es abundante en frutales y hortalizas. En esta época, manzanas, membrillos, calabazas, peras o nueces son recogidos.

Sus ácidos y azúcares naturales tienen el poder de equilibrar los sabores de muchos platos, creando pequeños contrastes. Su aporte energético constituye el extra que la naturaleza nos regala a esta altura del calendario, preparando el cuerpo para el frío.

En la Serra da Gardunha, que abraza todo el concejo, predominan los bosques de castaños y robles. Propiciadas por las características de este suelo y las condiciones de humedad, los lugareños aseguran haber catalogado más de 300 variedades de setas, entre las que destaca el níscalo.

Con la temporada de castaña en su apogeo y la de setas ya iniciada, estos dos ingredientes integrarán muchas de las recetas que conforman los menús elaborados por los 14 restaurantes del concejo participantes en el festival. Lo harán como base de guarniciones o salsas, pero también como ingrediente principal en entrantes, sopas, arroces caldosos, rellenos y postres.

‘Aquí se Come Bien- Sabores de Otoño’ se desarrollará hasta el 14 de noviembre durante los fines de semana y admite la modalidad para llevar. Se podrá iniciar la degustación con un caleidoscopio de sabores como los que proporcionará una Morcilla salteada con Manzana, una Sopa de Castañas o unos Champiñones Rellenos. Seguir con un plato principal, como un Chateaubriand con Arroz Meloso de Calabaza, Pulpo con Castañas Salteadas o un Arroz de Níscalos. O finalizar con postres como un Membrillo Asado con Hierbabuena y Almendras, unas Peras al Vino o una Tarta de Manzana con Helado de Nuez.


Por estos días se realizan también las primeras pruebas del vino joven y de la jeropiga, procedentes de la reciente vendimia.

La jeropiga es un licor casero muy popular en el interior portugués, que se elabora añadiendo aguardiente al mosto el día posterior a la pisa de la uva, deteniendo así la fermentación. La jeropiga puede ser blanca o tinta, pero tiene mayor graduación alcohólica que el vino. Es una bebida que habitualmente acompaña los magostos que se continúan realizando en muchos pueblos del interior portugués por estas fechas, alrededor de la festividad de San Martín, celebrados en familia o con toda la comunidad.

Un paseo por los caminos, entre los castañares y robledales de la Gardunha; descubrir el pasado minero de la parte noroccidental del concejo, mientras nos vamos adentrando en un denso pinar; recorrer la parte más llana de Fundão, al sur, donde las ovejas pastan en prados renovados con verdor otoñal o entre los campos donde ya se siembra el cereal, es la mejor forma de conocer el vínculo económico de estos pueblos con la naturaleza, y acabar el día comprendiendo su impronta cultural a través de la gastronomía de otoño.

Fundão es un concejo eminentemente rural, donde el sector primario es parte fundamental de su economía, estando las industrias transformadoras y el sector turístico íntimamente ligados a él. Abarca un territorio amplio, diverso en paisaje y en clima. Está formado por 23 parroquias, que aglutinan alrededor de 27.000 habitantes.

Fundão se sitúa unos 100 kilómetros al sur del paso fronterizo de Fuentes de Oñoro-Vilar Formoso, con acceso directo desde la autovía A23.

Más información en: www.saboresdeoutono.visitfundao.pt