Ciudad Rodrigo al día

 

El FICEE se sube al globo después de dos años reivindicando la continuidad del Cine Juventud

La gala inaugural contó con la actuación de la Barahona Big Band y la intervención del director Santiago Requejo

Entrega del Premio Roberto Báez al Cine Juventud | Fotos: Adrián Martín

El Teatro Nuevo Fernando Arrabal albergó en la tarde-noche del viernes la intensa gala inaugural del 10º Festival Internacional de Cine Educativo y Espiritual de Ciudad Rodrigo, un momento “que llevamos dos años imaginando”, como recalcó su director, Pablo Moreno, añadiendo el alcalde Marcos Iglesias que “teníamos ganas de estar aquí después de dos años”, en los cuales “si viéramos todo el tiempo de pandemia, parece que hemos vivido una película”.

Según resaltó Pablo Moreno, después de que el año pasado fuera “duro” llegar a estas fechas “y colgar el cartel de suspendido” del FICEE, “temimos por su desaparición, hemos estado pendientes de un hilo; pero era un hilo sólido, con un tejido humano”. En este sentido, dio las gracias a todos los que hacen posible la nueva edición: instituciones (el Obispado y el Ayuntamiento), centros educativos, diversas empresas, el Jurado Signis, otros festivales, Denis Rafter, el público, los voluntarios, y especialmente los creadores, porque han recibido casi 2.000 trabajos en estos dos últimos años.

Uno de esos creadores, Santiago Requejo, fue el invitado estelar de la gala inaugural, subiendo al atril para ofrecer una intervención (aseguró estar “contento”, aunque “nunca me había visto en una así”; “no sé qué pinto aquí, porque yo soy aprendiz”) en la cual reivindicó que los festivales son “el pulmón de los contadores de historias”, de ahí que mostrase su agradecimiento a los organizadores del FICEE, además de mostrarse “fascinado” con Ciudad Rodrigo (donde había estado por última vez hace 15 años), y por el trabajo de Pablo Moreno y su productora: “es heroico”.

Además de explicar al público las claves de sus trabajos El Premio Gordo, Abuelos (que están incluidos en la programación del FICEE 2021), y Votamos,  Santiago Requejo confesó que sus dos sueños eran “hacer cine y casarme con mi mujer”, en ese orden, apuntando que “desde pequeño tuve vocación de contar historias que transmitieran ilusión, verdad”, porque “me gusta el cine que no tenga miedo a expresar las miserias del ser humano”, y al mismo tiempo “un cine que crea en el ser humano, que sea esperanzador, que transmita luz, que al final nos haga replantearnos el ser mejor persona”. A través de su cine le gusta “empatizar con la realidad que no conoces”.

Las intervenciones de Pablo Moreno, Marcos Iglesias y Santiago Requejo estuvieron escoltadas por varias piezas musicales de la Barahona Big Band. Concluida la última, llegó uno de los momentos más especiales de la velada: la entrega al Cine Juventud, en concreto a su máximo responsable, José Manuel Fuentes, del Premio 7 TAU que instituyó la organización del FICEE en recuerdo precisamente de quién fuera la cara visible del Cine durante muchísimos años, Roberto Báez.

La entrega del Premio, recogido por una de las trabajadoras del Cine, Leticia, sirvió para reivindicar la continuidad del servicio, empezando por unas palabras de Juan Carlos Sánchez, quién resaltó que es “un pulmón que no queremos que desaparezca de esta tierra”, animando a que se siga acudiendo, “antes de que sea tarde”.


José Manuel Fuentes intervino a través de un vídeo, en el cual desveló que “hemos estado a punto de cerrar”, pero no lo han hecho gracias a que el Obispado (a quién pertenece el edificio) les ha perdonado 14 meses de renta: “sino no hubiera sido posible”. Tras preguntarse si “¿no vamos a ser capaces que el Cine siga otros 40 años?”, José Manuel Fuentes se comprometió a seguir, “pero necesitamos vuestra colaboración”. Al respecto, pidió también colaboración municipal, apuntando que el Cine de Ciudad Rodrigo es “de los pocos de los pueblos que ni la tiene ni la ha tenido nunca”.

Tras dedicar el premio a Roberto Báez (“este premio va también por ti”), y a su hijo Josito, ‘nacido’ en el Cine, quiso mandar un ‘recado’ a aquellos que le dicen que han oído rumores de que se cierra y le transmiten que “qué pena”, pese a que nunca van: “no tiene sentido”. Por último, apuntó que “esperemos que todos estemos aquí dentro de 40 años”.

Al respecto, Pablo Moreno expuso que “las cifras de asistencia a la cultura tras la pandemia son tímidas” en toda España, apuntando que durante el confinamiento “la cultura fue un balón de oxígeno, pudimos aliviar el dolor”, porque “nos ayuda a imaginar, a soñar otros mundos, nos hace ser mejores”, por lo que pidió a todos que “apoyen la cultura, es el alimento que nos da forma a la civilización”.

Precisamente, el FICEE luce este año en su cuartel un globo desde el cual ver el mundo de otra manera, porque “el cine es una mirada para cambiar el mundo”. Al hilo de ello, Marcos Iglesias incidió en que este Festival -“un proyecto de éxito, consolidado, del cual toda la población tenemos que estar orgullosos”- “nos tiene que servir para reflexionar a través del cine sobre aspectos de la vida”, animando a que “vivan el cine”.

De este modo, la velada en el Teatro se completó con la proyección de los siguientes cortometrajes: La Veuve Saverini, Sweet Shop, El desconcierto, Sad Beauty, Assim mas sem per Assim, Los Apaches, A Mano, Colores, y El Premio Gordo. La programación del fin de semana del FICEE, en el Teatro Nuevo Fernando Arrabal, es la siguiente:

| SÁBADO 6

20.00h. | Proyección Sección Oficial (2h.)

  • Cómplices
  • Falenminderit
  • Navras
  • Yarne
  • Watani
  • Influencer
  • Sleepless/Repeat until death
  • Blue & Malone, casos imposibles

| DOMINGO 7

20.00h. | Proyección Sección Oficial (1h. 41’)

  • The Last Game
  • Sin Filtro
  • 103
  • Butterfly man
  • Charon
  • Le Portrait
  • Bajo la palmera
  • Roberto