Ciudad Rodrigo al día

 

El CEM dedica in memoriam el 8º volumen de su revista a Nicolás Martín Matías

El Centro, que está cumpliendo 30 años, quiere publicar en el 2º semestre de 2022 la Historia de Ciudad Rodrigo que está preparando

El salón de actos de la Casa Municipal de la Cultura de Ciudad Rodrigo se llenó en la mañana del viernes con motivo de la presentación del 8º número de Estudios Mirobrigenses, la revista del Centro de Estudios Mirobrigenses (CEM), que como resaltó su presidente, José Ignacio Martín Benito, ha alcanzado la regularidad: después de que los tres primeros números fueran “guadianescos”, ahora llevan una racha de 5 años seguidos publicándola (y ya están preparando el 9º número).

Este volumen de Estudios Mirobrigenses (que es además la 73ª publicación en la historia de la entidad) hace un homenaje a “un amigo y compañero del CEM” recientemente fallecido, el sacerdote Nicolás Martín Matías. En este sentido, además de dedicarle in memoriam toda la publicación, se incluye un trabajo de otro sacerdote, Ángel Olivera Miguel, que hace una semblanza sobre su figura. Este trabajo es uno de los 14 que acoge este número de la Revista, sobre “aspectos muy diferentes: historia medieval, moderna y contemporánea; música, educación, etnografía,...” que buscan “ahondar en el conocimiento de Ciudad Rodrigo”.

Tras un saluda del alcalde Marcos Iglesias, la publicación recoge una “reflexión” de José Ignacio Martín Benito sobre los 30 años de andadura del CEM, repasando su trayectoria así como el marco “de donde partimos” hace tres décadas. A partir de ahí se suceden los 14 trabajos, que en esta ocasión son todos ‘Estudios’ salvo la publicación en torno a Nicolás Martín Matías, y un repaso a las actividades que llevó a cabo el CEM en 2020, que demuestran que “no hemos estado parados”, en palabras de la delegada de Cultura del Ayuntamiento, Beatriz Jorge Carpio. Los ‘Estudios’ de la Revista son los siguientes:

-Pedrotoro: un lugar mágico, de José Luis Francisco.

-El devaso de Robledo: paisaje agrario, territorio e identidad de un espacio mancomunal en la Baja Edad Media, de Iñaki Martín Viso.

-Los Garci López de Chaves: de orígenes inciertos al marquesado (siglos XIII al XVII) [I], de Ángel Bernal Estévez (la 2ª parte aparecerá en el número 9 de la Revista).


-Prácticas musicales en torno a la muerte en la Catedral de Ciudad Rodrigo. La fundación piadosa del maestro de capilla Juan Esquivel de Barahona, de Francisco Rodilla León.

-Agustín Pacheco y Enríquez (c.1625-1685), superintendente de las fortificaciones de Flandes, de Agustín Sánchez Rey.

-Una aproximación a los modos de vida y condiciones sanitarias en Ciudad Rodrigo entre el siglo XVIII y XIX, de Laura García Juan y Alejandro Vallina Rodríguez.

-Oda a Wellington en la reconquista de Ciudad Rodrigo, de Ramón Martín Rodrigo.

-El palomar militar de Ciudad Rodrigo (1881-1913), de Juan Tomás Muñoz Garzón.

-Del Seminario de Ciudad Rodrigo a la isla de Cuba. Domingo García Velayos (1815-1889), Anacleto Redondo Marín (1818-1902) y Bernardo Andrés García (1828-1883) en La Habana, de José Ignacio Martín Benito.

-La educación en la prensa mirobrigense (1858-1900), de José María Hernández Díaz y Álvaro Hernández Rivero.

-Génesis de un apeadero: El Salto, de Carlos D’Abreu y Emilio Rivas Calvo.

-Bandas de música en Ciudad Rodrigo. Modesto Rebollo (1891-1970), de Josefa Montero García.

-Perspectivas antropológicas en el estudio de las construcciones de piedra seca del suoreste de la provincia de Salamanca, de Pedro Javier Cruz Sánchez.

Ese último ‘Estudio’ da pie a la portada de la Revista, donde figura una imagen de un chozo de Navasfrías como ejemplo de construcción de piedra seca. Como decíamos más arriba, el CEM ya está trabajando en el 9º número de su Revista. Asimismo, están preparando una nueva Historia de Ciudad Rodrigo, habiendo recibido ya el 65% del material (el objetivo es publicarla en el segundo semestre de 2022). Además, la institución llevará a cabo del 10 al 12 de diciembre una nueva edición de sus Jornadas de Historia y Cultura.