Un nuevo comienzo

El periodista Pablo Acebo, de COPE Asturias, muestra su opinión en la sección de este medio con colaboradores sobre la actualidad del club

Manuel Lovato, en el palco del Helmántico / Lydia González

La charla con Manuel Lovato en ‘La Cofradía’ me había dejado preocupado. Percibí a un presidente metido en su castillo de cristal, absolutamente de espaldas a su afición. Nada bueno puede resultar de la ruptura entre un club y sus hinchas; nada positivo se extrae de tan grave desafección de doble vía.

En el cóctel de Lovato se agitan la decepción, la desconfianza, la impotencia, el orgullo y el rencor. Consciente de su poder, canalizó el despecho en un duro castigo a su afición: de ahí proceden el límite de la campaña de abonados y los precios prohibitivos para ver al equipo en el Helmántico. 

Al día siguiente, en pleno Sporting-Almería, cuando en Salamanca parecía no haber retorno, me llega una notificación al móvil: “el Salamanca regala un abono a cada uno de sus abonados”. Y regresa la esperanza. 


Una campaña que abre un horizonte distinto. Una mano tendida, un nuevo comienzo, un ‘volvamos a intentarlo’. 

Es la manera que tiene el mexicano de volver a acercarse a los suyos, de plantear un nuevo proyecto común, de hacer renacer ese espíritu de San Lázaro que reconocía haber perdido en ‘La Cofradía’. 

Vuelve a enamorarte del Salamanca, Manuel Lovato. Una ronda más.