El Mariquelo subirá a la Torre de la Catedral para apoyar a los afectados por Esclerosis Múltiple, Alzheimer, Autismo y Encefalomielitis Mialógica

Mantiene viva la tradición de la acción de gracias porque en el terremoto de Lisboa del 1 de noviembre de 1755 no hubo heridos en la ciudad

Presentación de esta Subida del Mariquelo, con Ángel Rufino de Haro y el concejal de Turismo. Fernando Castaño, en el centro. Foto de Guillermo García San Miguel

Ángel Rufino de Haro 'El Mariquelo' cumplirá con la tradición de la víspera de Todos Los Santos, este domingo, a partir de las 11.30 horas, subiendo a la torre de la Catedral Nueva. 

En esta ocasión, además, lo hará en apoyo a los enfermos de Esclerosis Múltiple, Alzheimer, Asociación Ariadna Autismo Salamanca y Encefalomielitis Mialógica. Estará acompañado por los representantes de estas asociaciones.

Vestido de charro con su gaita y tamboril conmemorará el hecho de que el terremoto de Lisboa del uno de noviembre de 1755 no dejó heridos en Salamanca y  apenas afectó a la estructura de este edificio .


Aquel día, al comenzar los temblores, los ciudadanos corrieron a refugiarse dentro de la Catedral, un estrépito conmovió a todos, columnas, paredes, y bóveda crujieron en continuo movimiento. La Catedral a pesar de todo resistió a excepción de la torre de las campanas que quedó dañada, y desde entonces tiene una pequeña inclinación.

En agradecimiento porque los daños solo fueron materiales el Cabildo determinó celebrar actos religiosos todos los días 1 de noviembre y la víspera, el 31 de octubre, se avisaría a la ciudad tocando las campanas de la torre. Incluida la llamada "campana del reloj" pues esta campana tocó por si misma el 1 de noviembre de 1755 zarandeada por los envites del terremoto. Se dice que aquí es donde supuestamente comienza la tradición del Mariquelo.

Fotos de Guillermo García San Miguel