Ciudad Rodrigo al día

 

El parking del Mercado de Abastos se volverá ‘inteligente’ mediante la instalación de sensores

También se van a colocar en las plazas de aparcamiento de autobuses de la Avenida de Sefarad

El parking del Mercado de Abastos, el espacio de aparcamiento más concurrido habitualmente de Ciudad Rodrigo, iniciará este miércoles 27 (reduciéndose de este modo de forma puntual los espacios disponibles para estacionar) su transformación en ‘inteligente’, de la mano del organismo autónomo de Recaudación y Gestión Tributaria de la Diputación de Salamanca (Regtsa), tal y como dieron a conocer en una visita al lugar en la tarde del martes el alcalde Marcos Iglesias, el concejal de Obras, Ramón Sastre, y la delegada de Mercados, Laura Vicente.

Según explicaron, la Diputación de Salamanca puso en marcha a través de Regtsa una convocatoria para crear en localidades de la provincia parkings inteligentes. El Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo presentó su candidatura, que acabó por ser la más valorada, según los criterios que venían establecidos en la convocatoria (por ejemplo, tenían mayor puntuación aquellas localidades que fuesen conjuntos históricos).

Inicialmente, el Ayuntamiento mirobrigense pensó en convertir en un parking inteligente (con un presupuesto total de unos 80.000€) la Plazuela del Castillo, en el centro histórico, pero la Delegación Territorial de Patrimonio no lo vio con buenos ojos, por lo que el Equipo de Gobierno ha optado finalmente por escoger el parking del Mercado de Abastos, “por ser el principal” de la ciudad y “el más próximo al centro histórico”, según apuntó el alcalde Marcos Iglesias.

Esta transformación en inteligente consistirá en la instalación de sensores en un total de 97 plazas del parking del Mercado de Abastos, así como en las 8 plazas de aparcamiento de autobuses ubicadas en la vecina Avenida de Sefarad. Esos sensores detectarán cuándo hay vehículos estacionados en las plazas, de tal modo que se sabrá cuántas plazas están ocupadas y cuántas libres, información que se difundirá a través de unas pantallas instaladas en las principales avenidas en torno al parking, para que los conductores que anden buscando aparcamiento sepan de antemano si tienen hueco en el lugar o no.


Los planes de esta ‘sensorización’ pasan por colocar todos los sensores esta misma semana (del miércoles al viernes, a razón de 35 al día), mientras que las pantallas que informarán sobre los espacios disponibles se instalarán a lo largo del mes de noviembre. Toda la operación ha sido adjudicada a Telefónica.

Para Marcos Iglesias, se trata de “un gran avance en movilidad”, que ayudará a “desestimular a la gente a la hora de entrar al centro histórico, y a conservar el entorno patrimonial”, entendiéndolo además como “un avance para el Mercado: la gente no va a dar vueltas por aquí y ganará tiempo”. Laura Vicente explicó en la tarde del martes que los comerciantes del Mercado de Abastos han visto con buenos ojos la iniciativa, apuntándole que “todo suma”, y que pueden salir beneficiados, al igual que de las modernizaciones que van a tener lugar en el Mercado durante las próximas semanas y a lo largo de 2022.

Según señaló Marcos Iglesias, la instalación de sensores en las plazas de estacionamiento de autobuses no sólo permitirá saber cuántas hay disponibles, sino tener datos fiables sobre cuántos llegan hasta Ciudad Rodrigo y aparcan en ese lugar. Estos sensores no supondrán ningún problema cuando se quiere usar el aparcamiento para otros fines (por ejemplo para instalar las atracciones carnavaleras).