¿Cómo comprar una vivienda de un banco?

Sus precios suelen ser más económicos,  ya que los bancos quieren desahogar la cartera de inmuebles, y ofrecen mejores condiciones de financiación
Imagen de archivo de bloques de viviendas en el centro de la ciudad

Los bancos tienen una amplia cartera de inmuebles a la venta, y para liberar ‘stock’ sus precios suelen ser más económicos. Este es uno de los motivos para decantarse por recurrir a esta cartera de inmuebles a la hora de adquirir una vivienda.  Además, en estos casos los bancos suelen ser ofrecer mejores condiciones de financiación. Incluso, en algunas ocasiones, suelen llegar a ofrecer el 100% del importe del valor de tasación de la vivienda, algo que en las hipotecas tradicionales casi nunca suele suceder. En la compra de una vivienda de banco además no hay que pagar su tasación, dado que la entidad bancaria está obligada a hacerla.

Se trata de viviendas, locales, garajes, naves industriales, solares… que proceden de ejecuciones hipotecarias, es decir, embargos por no haber podido hacer frente al pago de la hipoteca.

Si lo que buscamos es una vivienda, ¿cómo acceder a las que ofertan los bancos? Estos son los pasos a seguir tal y como explican desde Fotocasa. En este caso, suelen visitarse ‘in situ’, con la ayuda de un agente inmobiliario.


i>Hacer una oferta para comprar el piso embargado por el banco.
  • Si el piso nos ha gustado procederemos a hacer una oferta para comprarlo lo más económico posible.
  • Facilitar al banco nuestra documentación para comprar su piso, igual que si fuéramos a solicitar una hipoteca: DNI, la vida laboral, la declaración de la renta, las últimas nóminas, el estado de cuentas, la posible existencia de otros préstamos, etc.
  • Asimismo, deberemos rellenar y presentar los documentos pertinentes para demostrar que los fondos que utilizaremos para la adquisición de la vivienda provienen de fuentes lícitas.
  • Formalizar la compraventa del piso del banco.
  • Finalmente, deberemos proceder a escriturar la compraventa del piso. El mismo banco nos propondrá una notaría y una gestoría, que son las que suelen trabajar con ellos. Sin embargo, si lo consideramos oportuno, podremos elegir las que más nos convengan a nosotros.
  • Podemos encontrar pisos de bancos en los portales inmobiliarios, en las oficinas de los bancos, en el portal de la Sareb y en las agencias inmobiliarias.