La incidencia sube en Castilla y León en todos los tramos de edad, especialmente de 30 a 39 años

Los niños menores de 12, único grupo de población sin inmunizar, presentan la menor subida en la última semana

La incidencia repunta entre los grupos de edad más jóvenes

La incidencia acumulada del COVID-19 a 14 días ha subido en la última semana en Castilla y León en todos los tramos de edad, con especial intensidad entre las personas de 30 a 39 años, donde se ha pasado de 26 casos por 100.000 habitantes el pasado miércoles a 47 hoy (+80,8 por ciento), aunque en la mayoría de grupos de población salvo en los tres mayores de 60 años las tasas son actualmente inferiores a las que se registraban al comienzo de la quinta ola (28 de junio de 2021).

Se trata en todos los tramos de tasas de incidencia acumulada todavía muy contenidas -ninguna supera los 50 casos por 100.000- pero al venir de niveles muy bajos a principios de la semana del 11 de octubre los incrementos porcentuales parecen abultados.

Así sucede en el tramo de 12 a 19 años, donde ha pasado de 26 a 47 casos por 100.000 habitantes entre el 13 y el 20 de octubre, lo que supone un incremento del 80,8 por ciento y se sitúan a la cabeza entre los nueve tramos de edad, según datos del Ministerio de Sanidad, recogidos por Europa Press.

También destaca el incremento en el grupo de 12 a 19 años, que sube hasta los 36 casos este miércoles (71,4 por ciento más); de 50 a 59 años, que se coloca en 40 casos con una subida del 60 por ciento; en la de 60 a 69, con una tasa de 38, un 52 por ciento más que el pasado miércoles; o en la población de 40 a 49 años, con 39, un 50 por ciento más que hace una semana.

Los jóvenes de entre 20 y 29 suben a una incidencia de 41 casos por 100.000 (+41 por ciento), y más reducidos son los incrementos en la población de 70 a 79 años, con una tasa de 34 (+30,8 por ciento); mayores de 80, con 42 (+27,3 por ciento) y en los menores de 12 años, único tramo de población sin inmunizar por ahora, que se queda con una tasa de 43 casos pero con la subida porcentual más baja (+16,2 por ciento).

De hecho, la tasa actual en los menores de 12 años sigue por debajo de la que se marcaba hasta el pasado 11 de octubre.

La tasa autonómica sube un 29%

En términos del conjunto de la comunidad, la tasa de incidencia del COVID-19 a 14 días ha subido en la última semana de 31 a 40 casos por cada 100.000 habitantes, un 29 por ciento más, con datos, según recoge la Junta de Castilla y León, todavía reducidos que mantienen el indicador en riesgo 1 (bajo) desde el 24 de septiembre.


En las provincias, solo León sigue en situación de riesgo cero (nueva normalidad), con 16 casos por 100.000 y también con dos puntos menos de incidencia acumulada que hace una semana.

Por el contrario, en la provincia de Ávila se ha duplicado holgadamente la tasa entre el día 13 de octubre y este miércoles, al pasar de 41 a 91 casos. Le supera en incidencia Segovia, con 101 casos por 100.000, si bien en las últimas 24 horas la tasa ha descendido dos puntos.

A continuación de Ávila figura Salamanca, justo por encima de los 50 casos, el doble que hace una semana. Estas tres provincias se encuentran, según el actual 'semáforo COVID' en situación de riesgo 2 o medio, aunque el nivel general en toda la Comunidad se mantiene en 'riesgo controlado'.

Por debajo de 50 está Burgos, con 44 casos por 100.000 y una tasa menor que la de hace una semana; Soria, con 37 sin apenas subir en estos siete días; y Palencia, con 34, que sí que ha experimentado un ligero incremento.

Valladolid y Zamora también han visto crecer sus tasas hasta el punto de salir de la situación de riesgo cero en la que se encontraban desde hace, respectivamente, dos y tres semanas. La provincia zamorana se sitúa en 27 casos por 100.000 --cinco puntos más que el miércoles 13-- y Valladolid justo por encima de 25, también 5 puntos más que hace una semana.

En cuanto a la incidencia semanal del COVID en Castilla y León, se encuentra según los datos de este miércoles en 23 casos por 100.000, aunque en varias provincias se ven incrementos más fuertes que hacen prever una tendencia al alza en la tasa a 14 días al menos en la próxima semana.

Así, las tasas se han duplicado en una semana en Ávila (de 30 a 58) y Salamanca (de 15 a 32); y en Segovia ha crecido un 40 por ciento (de 42 a 59).