Castilla y León presentará tres grandes proyectos para que los fondos europeos lleguen al máximo de personas y empresas

Están enfocados a digitalización y economía circular, lucha contra la despoblación y desarrollo rural y modernización de los servicios públicos

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, junto al vicepresidente, Francisco Igea, en Salamanca. Foto de Vanesa Martins

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha anunciado hoy en Salamanca que la Comunidad presentará tres grandes proyectos para los Fondos de Recuperación y Resiliencia de la Unión Europea, de modo que lleguen al máximo de personas y empresas y a todo el territorio. Serán tres, pues, como ha desvelado el jefe del Ejecutivo autonómico, es el número máximo al que están limitados los proyectos para Castilla y León, según ha sido comunicado por carta hace unos días por la vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño.

Así, los tres proyectos que presentará la Junta son:

-Digitalización y economía circular para pymes, autónomos y empresas de Castilla y León, con el objetivo de modernizar el sector empresarial en su sentido más amplio, la industria, el campo y las empresas de servicios.

-Lucha contra la despoblación, desarrollo rural y compromiso con las entidades locales, dirigido a abarcar todo el territorio de las nueve provincias.

-Modernización de los servicios públicos, para mejorar la atención a las personas en servicios como sanidad, educación, servicios sociales y dependencia, así como para las familias y los mayores tanto de las áreas urbanas como rurales.

Unos proyectos, ha señalado el presidente de la Junta, que engloban el máximo de la Biblioteca ya elaborada en Castilla y León, con más de 450 propuestas, y que se ciñen de este modo al máximo de tres fijado por el Gobierno central, aunque pensados para llegar al máximo para llegar al máximo de personas, familias y empresas. Fernández Mañueco ha censurado que las partidas que podrán gestionar las Comunidades Autónomas de los Fondos de Recuperación y Resiliencia aportados por la Unión Europea llegan tasadas desde el Gobierno central, que, además, limita a qué se pueden destinar.

Pese a este escaso margen de maniobra, Fernández Mañueco ha comprometido que desde la Junta se hará lo posible para que lleguen al máximo de personas y a todo el territorio de Castilla y León. Además, ha censurado que el Gobierno ha llevado a cabo el reparto sin contar con las Comunidades Autónomas y con criterios que no son los más beneficiosos para Castilla y León, por lo que ha incidido en reclamar que la distribución de las partidas que gestionará directamente el Ejecutivo central sea justa, llegue a la España de interior y afronte la lucha contra la despoblación. Así, ha señalado, la Junta demandará la presencia institucional en el desarrollo de los Pertes con más incidencia en Castilla y León, como agroalimentación, aeronáutica, automoción, hidrógeno verde, español y despoblación.


Recuperación y la modernización

El jefe del Ejecutivo autonómico ha valorado la esperanza que suponen estos Fondos de Recuperación y Resiliencia y ha recalcado que su Gobierno protegerá a las personas y las empresas de Castilla y León estén en la primera línea de la recuperación y la modernización. Lo hará con los Fondos Europeos y también con otras iniciativas como, por ejemplo, los acuerdos del Diálogo Social –con cuatro más firmados la semana pasada- y los Presupuestos Generales de la Comunidad para 2022 que ya se están cerrando y estarán enfocados a la recuperación y cohesión social.

También están dirigidas a esa recuperación y modernización, ha subrayado, iniciativas como el acuerdo firmado el pasado viernes con el Ayuntamiento de Salamanca, la Diputación y la Universidad, sumando fuerzas para el desarrollo de Salamanca. Se abrirán puertas hacia nuevos sectores con mercados emergentes y mucho potencial para generar oportunidades, se buscarán nuevos mercados vinculados a la tecnología pero también para potenciar todos los recursos de Salamanca para generar actividad económica y empleo, así como su gran capacidad para la producción agroalimentaria a la vez que prosigue la modernización de las explotaciones y cultivos.