Ciudad Rodrigo al día

 

Alberto Martín da al Ciudad Rodrigo en el 96’ una merecidísima victoria en el derby ante el Santa Marta

El partido fue parco en tiros a puerta por parte de ambos equipos, pero el Ciudad Rodrigo jugó una fantástica primera parte

Celebración del gol | Fotos @kisanghani

Si la afición del Ciudad Rodrigo abandonó el Francisco Mateos el pasado domingo 3 con un monumental bajonazo tras la derrota de los suyos ante el Atlético Tordesillas en el 95’ (ni se sacó de centro), en la tarde del martes se volteó por completo la historia, marchándose con un tremendo alegrón tras hacerse los mirobrigenses con el triunfo en el derby ante el Santa Marta entrando en el 96’, gracias a un gol de Alberto Martín, que estuvo atento para aprovechar la falta de despeje de los visitantes a una falta botada por Alberto García.

Hasta ese punto había llegado el partido con un 0-0 en el marcador, que era en cierta medida lógico debido a que ambos equipos estuvieron faltos de remates claros entre los tres palos. Al respecto, no hay que olvidar una circunstancia importante, que ambos llegaban en unas circunstancias físicas inusuales, ya que habían jugado apenas 72 horas antes, con viaje largo incluido para el Ciudad Rodrigo hasta tierras leonesas (el Santa Marta jugó en casa ante el siguiente rival de los mirobrigenses, el Numancia B).

Precisamente, ese ‘doblete’, y el añadido del fuerte calor que hizo, fue quizá la causa de que la segunda parte del encuentro de la tarde del martes fuera menos vistosa y creativa que la primera, en la cual el Ciudad Rodrigo hizo los principales méritos para llevarse el triunfo, al tener muchísima posesión de balón, moviéndolo mucho, y protagonizando especialmente dos fases de fantástico juego que lamentablemente no tuvieron el premio del gol en esos momentos.

Eso tuvo como consecuencia que el partido quedase ‘vivo’, y que pudiera caer de cualquier lado a lo largo del segundo tiempo, pero lo cierto es que el Santa Marta apenas llegó a rematar con claridad, gracias un día más al fantástico trabajo defensivo del Ciudad Rodrigo, que está haciendo que la escasez de goles arriba (sólo 5 tantos en total) no sea un problema tan grave, sumando a estas alturas ya 8 puntos, a sólo 2 del Santa Marta (que lleva el doble de goles). De momento, las 2 victorias de los mirobrigenses han llegado de la misma manera: por 1-0 en sendos derbys provinciales en casa.

Por cierto, que esta derrota del Santa Marta en el derby más importante para el Ciudad Rodrigo en los últimos años tuvo aires de déjà vu: en la temporada 2014/2015 -que acabó con el ascenso a tanto del Ciudad Rodrigo como del Santa Marta-, los mirobrigenses ganaron el partido en el Francisco Mateos (el 2 de noviembre de 2014) con un gol también en el descuento (en el 91’) y asimismo en un lanzamiento de falta hacia la misma portería, aunque en aquel caso Exkuy marcó de forma directa (por la escuadra derecha). De aquel ‘lejano’ partido repitieron como titulares en el Ciudad Rodrigo en la tarde del martes Rober, David Risueño, Alberto García y Maza.

ASÍ FUE EL PARTIDO

En una tarde que parecía prácticamente veraniega, ambos equipos iniciaron un derby que no se daba desde la 2017/2018 (en la cual el Ciudad Rodrigo ganó en el Francisco Mateos 5-1 y jugando muchos minutos con 10) con mucho respeto mutuo, antes de que el Santa Marta cogiese el mando durante unos efímeros minutos (con una llegada peligrosa incluida en el 6’ en la que Pablo Pérez y Javi Moríñigo desbarataron sendas opciones de remate), de forma previa a que el Ciudad Rodrigo firmase la primera fase de gran juego, encadenando jugadas muy largas en las que movían y movían el balón.

Tras una primera internada por la izquierda del área de Alberto Martín que culminó con un intento de centro que desviaron por el camino, la primera gran opción llegó en el 13’, cuando Pablo López firmó un disparo de primeras desde más o menos la frontal a pase desde la derecha de Maza que se marchó al lado del palo izquierdo como pudo ir dentro. Mientras, en el 16’, tras otra larga acción, Alberto García no pudo aprovechar en el área un pase preciso de Manu González. En estos minutos, el Ciudad Rodrigo vivía arriba, pero la pega fueron los fueras de juego, cayendo 5 veces en el mismo antes del 25’.

En torno al 20’, el Santa Marta se reenganchó al partido, sacándose un poco la presión e intimidando al Ciudad Rodrigo. En la primera opción de este tramo, Rober evitó un pase de la muerte; mientras que la defensa desbarató en el 24’ una internada en la cual los visitantes reclamaron penalty. Además, el Santa Marta botó un córner desde la derecha que fue rematado de cabeza pero el balón pasó de largo de la portería; cerrando este tramo una intentona que blocó David Risueño, generándose una buena contra local que acabó otra vez en fuera de juego.


Sobre el 30’, el Ciudad Rodrigo cogió de nuevo las riendas, que ya no soltó hasta el descanso, rondando continuamente el gol, comenzando con un buen pase de Pablo López a Alberto García, que no llegó a buen puerto. En orden cronológico, en el 34’ lo probó Manu González con un fuerte disparo por la izquierda que solventó el portero en dos tiempos; en el 35’, Alberto Martín se movió por la zona del pico izquierdo del área hasta firmar un tiro que se fue junto a la cruceta derecha; en el 37’, Maza botó una falta que salvó el portero en dos tiempos evitando el remate a gol de Manu González y Javi Moríñigo; y en el 43’, Maza colgó otra buena falta que no encontró rematador.

Para cerrar el primer tiempo, Dani Crespo colgó un balón desde la derecha que Alberto García no pudo aprovechar en primera instancia, yendo hacia Risueño, que firmó un fuerte disparo que el portero despejó por alto a córner. En el saque del mismo, ya en la segunda jugada, Risueño dio un pase en corto para Rober, quién lo intentó de cerca por bajo, pero el portero envió de nuevo el balón a córner, que ya no dejó sacar el colegiado.

De vuelta de vestuarios, el Ciudad Rodrigo pasó apuros en la primera acción, tras cometer dos errores, pero consiguieron despejar el peligro y ‘entrar’ sin mayor problema en este período, probándolo por primera vez Maza en el 48’ a pase de Pablo Pérez y marchándose el balón fuera. Este segundo período fue más igualado, agobiando un poco el Santa Marta al Ciudad Rodrigo arriba (además de intentar sorprender a la contra –Maza desbarató una peligrosa en el 50’-), aunque a la hora de la verdad, no tiraban a puerta.

En el tramo siguiente, Manu González remató fuera de cabeza un centro de Maza en el 54’; el propio Maza sacó un córner en raso para Alberto Martín, quién hizo un disparo de primeras que se marchó desviado en el 63’; y Pablo López hizo una intentona lejana que se marchó fuera en el 65’. El partido llegó al carrusel de cambios (aunque ningún equipo los agotó), mientras se entraba en una fase de calma tensa según iban cayendo los minutos.

Ya en la recta final, Alberto de Vargas salió bien a cortar a un balón en largo en el 81’, y Fran Gemio –recién salido al campo- no pudo llegar por poco a rematar en el 84’ una falta lejana botada por Alberto García. Tras haber caído también 4-5 veces en fuera de juego (el linier del lateral de los banquillos se hinchó a señalarlos durante todo el encuentro, a diferencia de su compañero de la otra banda), el Santa Marta acabó por tener su última ocasión en un protestado lanzamiento de falta desde 3/4 de campo.

Teniendo en cuenta el minuto que era, el 93’, y los precedentes, a la parroquia mirobrigense le entró el miedo, pero el balón se fue directamente por encima del larguero, y lo que acabó llegando fue el éxtasis en el 96’: Alberto García botó al área una falta desde 3/4 de campo, que el Santa Marta intentó despejar en dos ocasiones, pero no llegó a mandar fuera de su área el balón, que aprovechó Alberto Martín para realizar un disparo desde el lateral izquierdo del área pequeña que encontró hueco entre el palo izquierdo y el guardameta.

Pese al minuto que era, y a diferencia de lo ocurrido en el duelo ante el Tordesillas, el colegiado sí dejó sacar de centro al Santa Marta, pero Dani Crespo estuvo atento para despejar enseguida el balón y poder festejar la victoria, que supone que el Ciudad Rodrigo vuelva a ganar puntos en los compases finales por segundo partido consecutivo después de haber dejado escapar varios en tres partidos anteriores. El Ciudad Rodrigo jugará de nuevo el sábado, con otro viaje largo de por medio, ante el Numancia B, que este martes le ha tocado descansar.