Mañueco anuncia una ayuda de 130 euros a 45.000 familias para paliar la subida de la luz

Se ingresará directamente a estas personas, que ya se corresponden con las que perciben la Renta Garantizada de Ciudadanía o pensiones no contributivas

Intervención del presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, en Zamora, donde anunciaba esta ayuda

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha anunciado este viernes que "antes de final de año" 45.000 familias vulnerables de la Comunidad recibirán una ayuda extraordinaria de 130 euros para hacer frente a "la subida desproporcionada de la luz y otros combustibles".

El presidente autonómico ha realizado este anuncio durante su intervención en un acto que ha tenido lugar en el centro asociado de la UNED en Zamora.

Fernández Mañueco ha explicado que la ayuda se ingresará directamente a estas personas con "menos recursos", que ya están identificadas y se corresponden con familias que perciben la Renta Garantizada de Ciudadanía o pensiones no contributivas. En total, la Junta de Castilla y León gastará seis millones de euros para hacer frente a esta línea de apoyo.

El presidente de la Junta ha subrayado que esta es solamente una de las medidas que pondrá en marcha el Gobierno autonómico para "luchar contra la pobreza energética". "No hace falta explicar la situación que estamos viviendo en nuestro país. Hay familias en muchas dificultades y mi Gobierno protege a las personas", ha advertido.


El jefe del Ejecutivo regional ha subrayado que la Junta, por otro lado, incrementará en ocho millones de euros las partidas que destina a las entidades locales para que estas gestionen las denominadas ayudas de emergencia. La idea es inyectar cuatro millones en este ejercicio y otros tantos en el próximo.

Alfonso Fernández Mañueco ha incidido en la importancia de estas medidas y ha citado otras dos acciones que llevará a cabo la Junta en la misma línea, como una consistente en reforzar los convenios con las empresas suministradoras para evitar cortes por impagos y otra enfocada en gestionar el llamado bono térmico, cuyo montante total dependerá de los Presupuestos Generales del Estado.