Correos instalará a partir de enero 110 cajeros en Castilla y León

 

Sesenta de los cuales se instalarán en municipios de menos de 3.000 habitantes para ayudar a combatir la exclusión financiera en el medio rural

Cajero automático en la oficina principal de Correos en Salamanca

Correos instalará a partir de enero 110 cajeros automáticos en Castilla y León, 60 de los cuales se instalarán en municipios de menos de 3.000 habitantes para ayudar a combatir la exclusión financiera en el medio rural.

Dicha instalación -cuyo número puede variar al alza- se desglosa en 50 cajeros en oficinas de Correos, donde resulta más fácil identificar las localizaciones, tras lo que se procederá con los 60 en el medio rural, lo cual requerirá de algo más de tiempo para determinar la prioridad de los emplazamientos, ya que para ello la empresa pública está llevando a cabo un estudio que concluirá antes de fin de año en colaboración con la Delegación del Gobierno, la Secretaría General para el Reto Demográfico y otras administraciones.

Así lo ha avanzado este miércoles el presidente de la compañía, Juan Manuel Serrano, quien se ha reunido con el delegado del Gobierno en la Comunidad, Javier Izquierdo, para exponer las tres líneas en que trabaja Correos en materia de reto demográfico y que pasan, además de por la instalación de cajeros en núcleos rurales, por la conexión de las oficinas rurales para que puedan prestar los mismos servicios que las urbanas --tales como el pago de recibos, compra de billetes de Renfe o gestiones con la Dirección General de Tráfico-- y la dotación de terminales PDA a los 687 carteros rurales de la región para que puedan realizar a través de ellos los mismos trámites que en una oficina.

Para ello, en agosto Correos ha entregado 21.900 PDA en toda España, 1.387 de ellas en Castilla y León y 674 en el medio rural. En este sentido, Serrano ha aclarado que a medida que se desarrolle el soporte tecnológico estos terminales permitirán realizar un mayor número de trámites en beneficio de los usuarios.

En cuanto a los cajeros automáticos, se trata de una licitación del espacio de que la compañía dispone en sus instalaciones para que otras empresas instalen y gestionen estos dispositivos, asumiendo ellas el mantenimiento y provisión de los mismos y pagando un alquiler que supondrá un aporte económico a Correos, si bien su presidente ha puntualizado que el beneficio será "bajo" y que se trata, principalmente, de "optimizar" el espacio y potenciar los servicios que se ofrece a la ciudadanía.

En virtud de las condiciones de estos contratos, los usuarios podrán tener que asumir o no alguna comisión por el empleo de los cajeros, si bien en ningún caso esta será para Correos, como ha precisado. Estos nuevos cajeros se sumarán a los ya instalados en las oficinas de Hoyo de Pinares (Ávila) y Fuentes de Oñoro (Salamanca).


El medio centenar de máquinas que se instalará en la primera fase se distribuirá por provincias en Ávila (tres), Burgos (siete), León (nueve), Palencia (dos), Salamanca (diez), Segovia (dos), Soria (uno) Valladolid (doce) y Zamora (cuatro). Por lo que se refiere a los 60 rurales de la segunda fase, tendrán como destino principal las provincias de Soria, Palencia y Ávila.

1.500 cajeros en toda España 

En el conjunto de España Correos prevé instalar 1.500 cajeros automáticos, 1.200 de ellos en oficinas y 300 en localidades de entre 500 y 3.000 habitantes de zonas rurales aún por determinar que no cuentan con sucursal bancaria o van a quedarse sin ella en los próximos meses por el ajuste que experimenta actualmente el sector bancario. A Castilla y León se destinarán el 30 por ciento de estos cajeros.

Para afrontar este despliegue de cajeros, Correos seleccionará al proveedor que se encargará de facilitar e instalar los dispositivos en las ubicaciones elegidas inicialmente por la compañía a través de licitación.

El plan de Correos es instalar estos 1.500 cajeros en localidades de todas las Comunidades Autónomas de España, que serán distribuidos en las distintas provincias según las necesidades analizadas por la compañía.

Los cajeros se instalarán en fachadas accesibles al público 24 horas o en los vestíbulos de acceso a las oficinas de Correos en su horario de apertura.

Con este nuevo despliegue de cajeros automáticos, se amplía significativamente el proyecto que Correos inició en el mes de marzo consistente en la instalación de 109 cajeros automáticos en oficinas de toda España.

Esta iniciativa, a punto de completarse, se amplió posteriormente a 20 ubicaciones más, en localidades de menos de 3.000 habitantes sin oficina bancaria.

El presidente de la compañía también ha explicado al delegado del Gobierno, Javier Izquierdo, los planes de Correos para digitalizar las pequeñas oficinas rurales y así ampliar sus servicios, como las tres oficinas de Castilla y León: Puente de Domingo Flórez (León), La Alberca (Salamanca) y Fermoselle (Zamora) que en el pasado mes de julio se incluyeron dentro de las siete primeras de España en ser digitalizadas.