Ciudad Rodrigo al día

 

Aprobadas las contribuciones que deberán pagar los vecinos de la calle Milano para urbanizar su vía

Las obras, que venían siendo demandadas por los vecinos, se ejecutarán durante el año 2022

Charlando con vecinas de la calle

La Comisión de Urbanismo, Obras, Instalaciones, Jardines y Ferias Ganaderas del Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo aprobó en una sesión celebrada a última hora de la mañana del miércoles la imposición de contribuciones especiales a los vecinos de la calle Milano, destinadas a sufragar la urbanización de la vía, una de las últimas que quedan de tierra en Ciudad Rodrigo, según remarcó el alcalde Marcos Iglesias en una visita a la vía junto a los concejales Ramón Sastre, Beatriz Jorge Carpio y Víctor Gómez.

Al igual que se ha venido haciendo en los últimos años con las distintas calles del Sector 24 de Ciudad Rodrigo que quedaban por urbanizar, los vecinos deben asumir el 36% del coste total de la intervención, al tratarse de un sector de nuevo desarrollo (la normativa dice que los vecinos deberían asumir íntegramente el coste de la intervención, pero el Ayuntamiento viene sufragando parte de la misma).

En este caso, se ha fijado el precio total de la obra en 90.093,21€, con lo cual los propietarios de las 14 parcelas de la vía deberán costear 32.433,55€, teniendo que pagar una cantidad diferente cada uno en función de la edificabilidad máxima de sus parcelas, algunas de ellas construidas, otras en forma de solar, y otras a medio construir. Mientras, en lo que respecta a la cantidad que sufragará el Ayuntamiento, la mayor parte se va a costear con el Fondo de Cooperación Económica Local de la Junta de Castilla y León.


Tal y como explicó el Equipo de Gobierno en su visita a la vía a varias vecinas que estaban por la calle, las obras de urbanización se ejecutarán a lo largo del año 2022, de tal modo que van a ser incluidas en el Presupuesto Municipal para el próximo ejercicio, que se espera que pueda ser aprobado antes de que acabe este año.

Esas vecinas se mostraron muy contentas al conocer la noticia de la futura urbanización, señalando Marcos Iglesias que “era una preocupación vecinal; hay gente mayor, y ya se había adquirido el compromiso con los vecinos y se va a hacer”. Con la misma, se habrán ejecutado en tres años dos calles enteras de este Sector (Tajo y Milano), y la primera fase de otra (la calle Fuenteguinaldo), quedando el sector urbanizado “casi íntegro”, a falta de un tramo de la calle Voladero.

La delegada de Urbanismo del Ayuntamiento, Beatriz Jorge Carpio, indicó que “la Delegación de Urbanismo está a tope”, apuntando que van a empezar de forma inmediata las obras de la Plaza de Amayuelas y del Parque de Águeda, avanzando asimismo que 2022 “va a ser también de inversiones variopintas”, remarcando Marcos Iglesias que “se ve que nos interesan todos los barrios”.