Las obras de la nueva Facultad de Ciencias Agrarias y Ambientales empezarán el próximo mes

La UTE Orthem Servicios y Actuaciones Ambientales SAU-Abala Infraestructuras SL ejecutará el nuevo edificio en la zona de “La Platina”, en un plazo de 26 meses
Recreación de la futura Facultad de Ciencias Agrarias y Ambientales de la USAL

La Universidad de Salamanca ha adjudicado a la UTE Orthem Servicios y Actuaciones Ambientales SAU-Abala Infraestructuras SL la construcción de la nueva Facultad de Ciencias Agrarias y Ambientales con un presupuesto de 8,9 millones de euros y un plazo de ejecución de las obras, que comenzarán el próximo mes de noviembre, de 26 meses.

El proyecto se plantea en la parcela “Q-4” del nuevo plan parcial desarrollado al oeste de la ciudad denominado Sector 77 - “La Platina”, que cuenta con una superficie de 17.615 m2. El acceso principal se ubica a través de la calle orientada al este que está más próxima a la ciudad y, especialmente a otros edificios de la Universidad de Salamanca, como el Instituto de Biología Funcional y Genómica (IBFG), el Instituto de Neurociencias de Castilla y León (INCyL), el Colegio Mayor San Bartolomé o el Campus Unamuno, informó el vicerrector de Economía, Javier González Benito.

La nueva Facultad de Ciencias Agrarias y Ambientales es un edificio de volumetría compacta constituido por una planta semisótano, baja, primera y segunda organizadas en torno a dos patios que garantizan la iluminación de los espacios interiores de circulación. El proyecto plantea zonas que reúnen las distintas aulas de capacidad variable y laboratorios, con los anejos propios del uso docente como pueden ser áreas administrativas, biblioteca, salón de actos y cafetería, según explica el arquitecto y director de la Unidad Técnica de Infraestructuras de la Universidad de Salamanca, Eduardo Dorado.

Acceso principal exterior cubierto por la parte norte, cortavientos, vestíbulo en doble altura, conserjería con almacén y servicio de reprografía, administración con archivo y despacho de secretaría, cafetería con cocina, almacén y terraza cubierta, salón de actos (224p), 4 aulas (99p), aula multiusos modulable (60p + 60p), salón de grados (84p), circulaciones y núcleos de comunicación vertical (ascensores, montacargas y escaleras 1, 2 y 3) y servicios (aseos, cuarto limpieza y rack).

Distribución por plantas

En la planta baja se parte de la idea de proyectar una calle interior que recorre el edificio en dirección este-oeste y en la que se incrustan los dos patios que se abren hacia la fachada sur en este nivel y entre los cuales se sitúa el núcleo principal de comunicación vertical del edificio, la escalera principal que conecta todas las plantas. El vestíbulo en doble altura, acogerá la conserjería con almacén y servicio de reprografía, administración, cafetería, almacén y terraza cubierta, salón de actos (224 plazas), 4 aulas (99p), aula multiusos modulable (60p + 60p) y el salón de grados (84p).


En la planta primera se mantiene la composición a lo largo del eje este-oeste antes citado, pero los patios en este nivel se delimitan perimetralmente y penetran en el edificio generando dos terrazas cubiertas con cerramientos de vidrio que buscan la continuidad en los espacios laterales para permitir una transparencia continua a lo largo del edificio. En ella se localizarán la biblioteca; decanato, los laboratorios de microscopía, cartografía, edafología, producción animal y vegetal, aulas para docencia y aulas informáticas y salas de trabajo en grupo y para la delegación de alumnos.

Dos nuevas escaleras conectan con la planta segunda, dispuestas por el interior, colindantes con el espacio de las terrazas sirviendo a la zona este y a la oeste respectivamente. La distribución del programa propicia que la planta se divida en una zona central destinada a laboratorios, biblioteca y decanato y dos laterales que alojan aulas y espacios de uso común.

La planta segunda culmina la transición iniciada en planta primera, de modo que las tres zonas antes aludidas se convierten en tres volúmenes independientes separados por dos bandas en parte ajardinadas, con origen en los patios de planta baja y conectados por unos corredores acristalados. El central contiene laboratorios de investigación y la parte superior de la biblioteca que se vuelca a través de un vacío sobre la parte inferior, mientras que los dos laterales están destinados a albergar despachos alrededor de un vacío con escalera iluminado cenitalmente que se comunica con las zonas laterales de la planta primera y una pieza exenta de servicio.

Finalmente, la planta semisótano, también con disposición rectangular, pero con una superficie mucho menor que el resto de las plantas, contiene locales para almacenes e instalaciones que ventilan a un patio inglés generado mediante un talud ajardinado en la rasante de la fachada norte.

El proyecto del edificio docente de la nueva facultad se complementa con campos de cultivo, un invernadero y una nave agrícola.

Campus Agroambiental en Salamanca

La nueva Facultad de Ciencias Agrarias y Ambientales forma parte del proyecto de creación de un Campus Agroambiental en Salamanca impulsado por la USAL, el Ayuntamiento, la Diputación y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) se han unido para crear un Campus Agroambiental en Salamanca.

Este campus aglutinará la nueva sede del Instituto de Recursos Naturales y Agrobiología del CSIC, dependiente del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades, y el nuevo centro universitario, en parcelas cedidas por el Ayuntamiento de Salamanca.