¿Dónde está la feria del libro antiguo?

395

Dice Emilio, el camarero, que la Plaza Mayor de Salamanca está mejor sin casetas de libros. Digo yo, que lo que quieren es dejar que las terrazas hosteleras lo invadan todo. Que ya han comido un nuevo trecho y que van devorando espacio sin recato ni mesura.

Digo, también, que el Ayuntamiento de Salamanca se preocupa más, mucho más, por las copas, que por las letras. Por los pinchos, que por los versos. Por el vermut, que por el saber.

Este año no habrá (parece) feria del libro antiguo y de ocasión. “Hay que esperar”, dicen que dicen.

Siempre habrá gremios que esperen, que estén en la cola. El libro (parece) vuelve a ser niña pobre subyugada por madrastras caprichosas y consentidas.

Dice Emilio, el camarero… No le escucho. Mi mente está repartida entre libreros, editores, autores, impresores, ilustradores, artistas varios, organizadores, lectores, visitantes y cuantas personas participan en una feria del libro.