Mañueco afea al Gobierno "meter las narices" en la gestión del lobo en lugar de abordar la despoblación

Considera que los gobiernos autonómicos han funcionado como "escudo" contra las políticas de Pedro Sánchez

El presidente del PPCyL y la de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha afeado al Gobierno central el haber "metido las narices" en la gestión del lobo en lugar de buscar alternativas al reto demográfico ya que cree que si lo hubiese hecho "a lo mejor no estaríamos hablando del problema de la despblación".

Fernández Mañueco ha participado este sábado en la mesa 'Los Gobiernos de la libertad', celebrada en el marco de la Convención Nacional del partido y conducida por la portavoz del PP en el Parlamento Europeo, Dolors Montserrat, que ha contado también con las intervenciones de los presidentes autonómicos Alberto Núñez Feijóo, Juanma Moreno, Isabel Díaz Ayuso, Fernando López Miras y Juan Vivas.

"Si la ministra de Transición Ecológica, en vez de meter las narices en la política de protección del lobo, que tan buenos resultados ha dado, por ejemplo, en Galicia o en Castilla y León, donde hemos sido capaces de incrementar el número de especies respetando un sector tan fundamental como es la ganadería en extensión, se hubiese centrado en cerrar las minas o cerrar las térmicas, hubiera sido capaz de buscar alternativas para nuestra tierra", ha lamentado Mañueco, quien cree que, de haber sido así, "a lo mejor no estaríamos hablando del problema de la despoblación".


"Se ataca a nuestra comunidad autónoma como a todo el interior de nuestro país. Necesitamos una política también de Estado que luche contra la despoblación y quiero traer aquí la voz de las personas que viven en el mundo rural, de aquellas alcaldesas y alcaldes que defienden a cada uno de los vecinos que viven en los miles y miles de municipios de Castilla y León y de España. A ellos, quiero decir mi voz es la voz del mundo rural", ha afirmado.

Durante su intervención, el presidente autonómico ha señalado también que la de la España autonómica es una "historia de éxito" puesto que los gobiernos autonómicos representan el "escudo" contra las políticas de Sánchez. "Hemos ayudado a construir este país", ha aseverado al respecto, al tiempo que ha recordado que Castilla y León ha dado a la democracia tres presidentes de gobierno, entre los que ha mencionado únicamente a José María Aznar y Adolfo Suárez, ya que ha evitado referirse a José Luis Rodríguez Zapatero, y de quienes, a excepción de este último, ha afirmado sentirse "muy orgulloso".

"Trabajaremos para que otro de los nuestros sea presidente de Gobierno", ha avanzado, en referencia al palentino Pablo Casado. "Lo entregamos a España. Con nuestra ayuda serás presidente", ha incidido.