La Asociación de Celíacos de Santa Marta colaborará con la hostelería del municipio

El Ayuntamiento aporta 1.000 euros a esta agrupación que trabaja para mejorar la calidad de vida de las 20 familias asociadas

César García, trabajador social de la Asociación de Celiacos de Castilla y León, y Silvia González, concejala de Salud de Santa Marta

La Asociación de Celiacos de Castilla y León retomará este curso las actividades presenciales que incluyen cursos de cocina, reuniones informativas y la colaboración con los hosteleros de Santa Marta de Tormes para que integren en sus menús platos compatibles con esta enfermedad. Unas actividades que se financian  gracias al convenio de colaboración con el Ayuntamiento transtormesino que aporta 1.000 euros esta agrupación que trabaja para dar visibilidad y mejorar la calidad de vida de las 20 familias que hay asociadas en Santa Marta.

Las actividades comenzarán con una reunión en la que se repartirá documentación para que las familias y pacientes puedan informarse acerca de las problemáticas asociadas a la celiaquía y las distintas cuestiones nutricionales que hay que tener en cuenta a la hora de afrontar esta enfermedad. La programación que se desarrollará a lo largo del año contará también con diferentes cursos de cocina encaminados a introducir en los menús diarios productos sin glúten y adquirir hábitos saludables a través de recetas compatibles con esta patología.

“Las actividades están muy orientadas a la información, que es lo que a veces falla con los pacientes celiacos que no saben de qué forma pueden minimizar los síntomas de una enfermedad que cada vez es más frecuente, de hecho hay muchas personas a las que se les diagnostica siendo adultos por lo que les resulta difícil adaptarse a la nueva situación”, señalo Silvia González, concejala de Salud.

Las labores que llevarán a cabo los miembros de la Asociación de Celiaquía incluirán de nuevo el trabajo mano a mano con los hosteleros de Santa Marta, aunque esta vez de forma presencial. Una colaboración que permitirá también que el municipio esté más preparado para atender las necesidades de estos pacientes que muchas veces no encuentran alternativas saludables en las cartas de los establecimientos de hostelería, y que ahora podrán ver integrados productos aptos para celíacos en los menús locales.

El éxito de este convenio de colaboración –que se aprobó en su día a instancias del grupo Ciudadanos- queda reflejado en el aumento del número de asociados en Santa Marta, que ha pasado de trabajar con 17 familias a empezar este nuevo curso con 20.