La estafa de la criptomoneda: problemas en la actualidad

Por mucho tiempo se creyó que la cadena de bloques era inquebrantable. Los fraudes más grandes de la historia de la criptomoneda demuestran todo lo contrario

La estafa de la criptomoneda

Hasta hace poco, blockchain era sinónimo de invulnerabilidad, y aunque continúa siendo uno de los sistemas digitales mejor blindados, no es invencible. La complejización en los procesos de verificación de transacciones no excluye la posibilidad de un ataque. El intercambio de criptomonedas conlleva riesgos que quizás no conozcas, pero también existe maneras de evitarlos.

Problemas de seguridad

En un artículo publicado por el MIT desmiente el mito ampliamente extendido sobre la seguridad infalible de la cadena de bloques. Según esta fuente, las cualidades únicas del blockchain provocan maniobras criminales únicas. Por lo que esa promoción de la plataforma anti hackeo ya está en desuso.

¿Cómo se producen estos fraudes? En principio, debemos recordar que la cadena de bloques está configurada de una manera que sea imposible revertir transacciones. Esta característica deja al usuario desprotegido ante un ataque, pues, si descubre el robo luego de haber transferido, no existe ningún protocolo para reclamar fondos.

En consecuencia, esta red es conveniente para los ladrones que logren obtener una transacción exitosa mediante un engaño al comprar criptomonedas. Pero no solo pueden surgir problemas de vulnerabilidad en el intercambio sino en la misma cadena de bloques.

Siguiendo a la información proporcionada por el MIT, mientras más compleja es el blockchain, mayores son las probabilidades de incurrir en un error matemático. Esta sería la oportunidad perfecta para fines maliciosos. Una pequeña falla criptográfica podría poner en riesgo a toda la cadena.

Existen plataformas de intercambio seguras como Changelly.com que te protegen con logaritmos complejos y sistemas de seguridad de intercambio a la hora de tradear. No obstante, son famosos algunos casos de estafas en el mundo.

Grandes estafas de las criptomonedas

Han existido distintos episodios de estafas y hurtos en esta materia que se van vuelto muy famosos. Estos son algunos casos emblemáticos de estafas con criptomonedas:

Estafa contra Ethereum classic

Entre el 5 y 7 de enero del 2019 se produjo uno de los mayores fraudes contra Ethereum Classic. La técnica empleada por el atacante se conoce como 51%. Esta consiste en insertar un minero con gran poder de cómputo que envíe pagos a otros usuarios y después crear una versión paralela donde dichos pagos nunca existieron. Tal versión alternativa se llama fork.

Estafa de la reina de la criptomoneda

Ese es el apodo que recibió Ruja Ignatova después de perpetrar un fraude de 4000 millones de dólares. Lo hizo mediante una estrategia de ingeniería social que se trató de convencer a las personas de invertir en OneCoin prometiendo que superaría al Bitcoin.


Estafa de la plataforma Africrypt

En el 2019, dos jóvenes de 18 y 20 años, Ameer y Raees Cajee, crearon una plataforma de criptomonedas que denominaron Africrypt. En abril de ese mismo año los usuarios no pudieron acceder a sus cuentas. Esto coincidió con el incremento del Bitcoin a máximos históricos hasta alcanzar los US$63.226 por unidad. Se estima que sus fundadores robaron cerca de 4000 millones de dólares.

Estafa por Javier Biosca en España

Un caso muy emblemático en el territorio español es el de javier Biosca, quien es acusado de falsificación de documentos a través de la compañía Algoritmhmics Group en 2019. Se acusa de haber estabado a más de 500 personas garantizando a sus clientes una rentabilidad de 20 a 25% de sus transacciones. Las transacciones en realidad se encontraban falsificadas, encubiertas a través de resultados positivos en inversiones de nuevos clientes y los primeros suscriptores. Sin embargo, no eran más que una fachada para atraer a más clientes a su servicio de criptomonedas. En 2020 dejó de realizar cualquier tipo de pago a sus inversores, quedándose con un total de 250 millones de euros aproximadamente.

Soluciones sobre estafas de las criptomonedas

Una nueva corporación llamada AnChain.ai ha enfocado sus esfuerzos en cambiar la descripción general de criptomoneda fortaleciendo su seguridad. Para ello logró desarrollar un recurso con inteligencia artificial que detecta acciones sospechosas. Esta herramienta tiene la capacidad de escanear el código de un contrato para diagnosticar vulnerabilidades.

Chain Security es otra empresa que trabaja en el diseño de servicios de auditoría fundamentados que dieron a conocer como verificación formal. La finalidad es cerciorarse de que el código de un contrato inteligente efectivamente ejecutará lo que se estipuló en este.

Una recomendación que puede resguardar al usuario de un fraude es verificar la dirección del monedero o plataforma. No es una buena opción pulsar enlaces de entidades bancarias o billeteras desconocidas. Antes de transferir los fondos, lo mejor es revisar los caracteres del destinatario, cantidad y el impuesto.

Se ha demostrado que contar con un programa antivirus de alta calidad en tu ordenador disminuye las probabilidades de robos por la infiltración del malware. Si estos consejos los combinas con la utilización de una plataforma confiable como Changelly podrás ejecutar transferencias fiables.

Conclusión

En síntesis, la tecnología blockchain continúa siendo uno de los sistemas más confiables que existen hasta ahora. Aun así, es una equivocación afirmar que su diseño es infalible contra ataques online.

Según los especialistas en la materia, este tipo de conductas pueden continuar apareciendo con mayor frecuencia. Pero, al mismo tiempo, han surgido iniciativas dentro del sector tecnológico que prometen sofisticar los recursos utilizados para operar con criptodivisas.