Ilusión y ganas en un entrenamiento del Salamanca UDS cambiado del Anexo al Tori por las lluvias

Ibra Keita sigue sin recuperarse de su lesión y fue ausencia de una sesión en la que reinó el buen ambiente y en la que tampoco estuvo Jairo Morillas

Bouba Barry, con una sonrisa de oreja a oreja / Carlos Cuervo

Ilusión y ganas en un entrenamiento del Salamanca UDS cambiado del Anexo al Tori por las lluvias, puesto que la caída de agua de la última noche provocó que el campo de hierba natural no presentase un aspecto inmaculado para que los futbolistas charros trabajasen sobre él. 

Por su parte, Ibra Keita sigue sin recuperarse de su lesión y fue ausencia de una mañana en la que reinó el buen ambiente a escasos dos días de encarar la cuarta jornada de Liga en Segunda RFEF, todo ello con el objetivo de sumar los tres puntos para olvidar el mal sabor de boca del empate con el Bergantiños del pasado fin de semana. Tampoco participó Jairo Morillas.


Por otro lado, la plantilla tuvo sesión de vídeo, posteriormente acudió al gimnasio y más tarde saltó al pasto artificial para trabajar en profundidad los centros, remates y estrategia después de llevar a cabo un calentamiento en el que las bromas estuvieron a la orden del día entre la gente.

Además, SALAMANCA AL DÍA pudo comprobar y fotografiar cómo el Tori luce un mejor aspecto con varias lonas de publicidad en el fondo de la portería más próxima a la carretera, mientras que los banquillos también presentaron un mejor colorido gracias a un patrocinador.

Fotos: Carlos Cuervo

Ver más imágenes: