Cartas de los lectores

Quejas de un grupo de estudiantes de la UPSA de la modalidad semipresencial

Edificio histórico de la Universidad Pontificia de Salamanca

Los alumnos de la Universidad Pontificia de Salamanca son obligados a asistir presencialmente un sábado al mes a la facultad tras los riesgos que supone la aglomeración del alumnado de diversas Comunidades Autónomas en un mismo aula ante la situación sanitaria en la que nos encontramos actualmente.

Ante la noticia de la presencialidad de las clases, el alumnado la semana pasada decidió expresar su preocupación con aquellos inconvenientes que están encontrando a la hora de comprar los billetes y planificar el viaje para desplazarse a Salamanca por las restricciones impuestas por su comunidad, enviando un correo electrónico personalmente a la decana y a la vicedecana de la universidad.

Ante la postura negativa por parte de la universalidad por cambiar de opinión y escuchar las preocupaciones de alumnado, el alumnado dar un paso más, creando una petición en la plataforma change obteniendo un apoyo de casi 200 personas.

Una vez conseguido se procedió a enviar un escrito conjunto mostrando los motivos por los cuales consideramos un riesgo asistir a clase presencial los sábados, adjuntando el enlace al change para que observasen el apoyo recibido.

Sin embargo, nuestra lucha ha sido en vano pues la universidad mantiene su postura ofreciendo la solicitud del aula híbrida para aquellos que estuviesen pasando la enfermedad de COVID y no pudiesen asistir.

A día de hoy la universidad sigue adelante con su plan de aglomerar a 100 alumnos y alumnas en un mismo aula sin tener en cuenta la consideración de grupos burbujas, promoviendo el desplazamiento de dicho alumnado de un aula a otra sin control alguno sobre el contagio de COVID. Añadiendo que podría ser evitado puesto que disponen de una plataforma online que se utiliza durante todo el curso y que el año pasado fue utilizada para llevar a cabo el seguimiento y evaluación de las diferentes asignaturas, como podría realizarse en la actualidad.

Los motivos de preocupación del alumnado que han sido manifestaros a la universidad sin obtener una respuesta que busque la solución son los siguientes:

El gasto de PCR de alumnos internacionales que deben desplazarse por avión, así como las posibles cuarentenas que se deban de guardar en países extranjeros y demás normas que pueden ser impuestas en función de la evolución de la pandemia, lo que dificulta enormemente la vida de los alumnos.

Dificultad de transporte para llegar a Salamanca debido a la reducción de servicios por la crisis sanitaria.Muchos de los transportes que daban servicio desde diferentes ciudades hasta Salamanca han sido cancelados.

Riesgo de contagio en los trayecA la atención del Rector, Decana y personal responsable de tomar las decisiones respecto a la presencialidad de los sábados del actual curso académico 2021-22.

Nos dirigimos a ustedes para transmitirles nuestra preocupación y malestar por la decisión de mantener la presencialidad de los sábados, dado que consideramos que la situación sanitaria actual no garantiza que nos podamos desplazar con garantías. Exponemos a continuación los motivos por los que consideramos que dichas sesiones deberían realizarse en modalidad online:

El gasto de PCR de alumnos internacionales que deben desplazarse por avión, así como las posibles cuatos hacia Salamanca y la dificultad de poder pasar la enfermedad fuera de nuestros domicilios tanto a nivel sanitario como económico, ya que muchos de nosotros tendríamos que alargar la estancia en el lugar donde nos alojásemos y eso supondría un gran gasto económico.

Alumnado sin pauta de vacunación completa con mayor riesgo de efectos adversos ante el contagio de COVID.

El incremento económico que supone al alumnado sin la pauta completa de vacunación y residente en las islas la obligatoriedad de una prueba PCR para poder desplazarse.

Riesgo de contagio por la agrupación masiva de personas de diferentes CCAA en un aula.

Disposición de la plataforma Black Board que permite la correcta ejecución, seguimiento y control de asistencia a las clases.

Falta de control ante la presencia de un alumno positivo en COVID en el aula y posible contagio al resto de alumnado que a su vez acude a otras aulas.

 

Un grupo de estudiantes de la UPSA de la modalidad semipresencial