Ciudad Rodrigo al día

 

Antonio Ceballos Atienza hace entrega de varios objetos personales a su antigua Diócesis

Se trata de una mitra, de una casulla, y de su anillo pastoral, que quedarán expuestos en el Museo Diocesano y Catedralicio

El que fuera Obispo de la Diócesis de Ciudad Rodrigo de 1988 a 1994, Antonio Ceballos Atienza, ha querido hacer entrega a la Diócesis Civitatense de varios objetos personales, dentro de un reparto que está haciendo todavía en vida de varios objetos de su propiedad por enclaves con los que ha tenido vinculación, como son la Catedral de Cádiz (en 1994 fue enviado hasta allí como Obispo de Cádiz-Ceuta, de donde sigue siendo Obispo emérito); o Jaén, donde reside desde que se jubiló eclesiásticamente en 2011.

Precisamente, fue en la Residencia de Ancianos de las Hermanitas de los Pobres de Jaén donde vive hasta donde se acercaron los sacerdotes diocesanos Tomás Muñoz Porras y Juan Carlos Sánchez para formalizar –dejando incluso constancia en un acta firmada por todas las partes- de la entrega de los objetos a la Diócesis Civitatense (previamente había llamado Antonio Ceballos a la Diócesis para que fueran a recogerlos). Esos objetos son una mitra, una casulla, y su anillo pastoral, que precisamente se fabricó en Ciudad Rodrigo (por Miguel El Joyero, como figura en la cajita), con motivo de su ordenación como Obispo en Miróbriga.

El acta de entrega fue leída en la mañana del jueves por el canónigo de la Catedral Tomás Muñoz Porras en el acto de presentación pública de la donación de los objetos, que quedarán expuestos a partir de ahora en el Museo Diocesano y Catedralicio. En palabras del presidente del Cabildo Catedralicio, Ángel Martín Carballo, estos objetos “más que el valor crematístico, tienen un valor afectivo”, siendo “muestra del cariño que nos tenía a todos los mirobrigenses, y todos los mirobrigenses a él”: “la gente tiene el recuerdo de su bondad personificada” y siempre que ha vuelto “ha sido recibido con mucho cariño”.


Por su parte, el Administrador Apostólico de la Diócesis de Ciudad Rodrigo, Jesús García Burillo, expresó que siempre ha mantenido una relación especial con Antonio Ceballos, a quién definió como un persona “enormemente sencilla y humilde”, añadiendo que la entrega de estos objetos que “tenemos el privilegio de recibir” en Ciudad Rodrigo es “un símbolo de mucha calidad y generosidad, de comunión eclesial”. Según expresó Jesús García Burillo, tiene intención de ir a visitar lo más pronto que pueda a Antonio Ceballos.