Blas Rodriguez: “La pandemia impide que seamos tan familiares como antes con los peregrinos”

Nuevo verano de reducción de caminantes hacia Santiago en el albergue de Fuenterroble
Blas Rodríguez, presidente de ACASAN - Archivo

El verano llega a su fin y el albergue de peregrinos en la Vía de la Plata-Camino de Santiago de Fuenterroble vive su segundo año de pandemia con una drástica reducción de caminantes. La pandemia sigue invitando a los viajeros a posponer sus caminatas por la vía santa. La Asociación de Amigos del Camino de Santiago, ACASAN, se ocupa del albergue de la localidad, uno de los que más visitantes reciben en esta zona d España, o al menos hasta ahora.

Blas Rodríguez, presidente de ACASAN, ha señalado que el verano ha sido mejor respecto a 2020, pero que aún se está lejos de llegar a la gran afluencia de peregrinos los mejores años: "Ha ido la cosa muy lenta. Aún se está notando mucho la pandemia. Hemos tenido un verano muy tranquilo. Es verdad que han ido llegando más a medida que avanzaba el verano, pero aún estamos muy lejos de cifras de otros años. Aún así es evidente la mejora respecto al pasado año, en el que la pandemia sí que se dejó notar mucho en cuanto al número de peregrinos".

Durante este verano se ha podido trabajar de manera continua recibiendo a los peregrinos, pero la normativa ha impedido que fuera con la misma cercanía que antes: "Nuestro trabajo ha sido más o menos igual que siempre. La ventaja que tenemos en nuestro albergue es que podemos separar a los caminantes ya que disponemos de numerosas habitaciones, por lo que no es necesario que compartan incluso habitación. Hay muchas plazas en el albergue y el número de peregrinos ha sido bajo, eso nos ha permitido cumplir con la normativa en todo momento. La pena es que no se les puede ofrecer el trato que durante muchos años hemos dado. Somos cordiales, no les falta de nada, pero es que antes eramos familiares, mucho más cercanos".

La pandemia sigue frenando las visitas internacionales. El Camino de Santiago ha atraído durante décadas a caminantes de todo el globo, pero actualmente son minoría en las llegadas al albergue: "En cuanto a la procedencia de los peregrinos han predominado sobre todo los europeos. Ha estado muy complicado para que viajeros de otros continentes pudieran llegar hasta aquí. Sin embargo sí que hemos visto algún americano a lo largo del verano. También ha pasado lo mismo que en otros años, que la mayor parte de los viajeros que hemos recibido son españoles. Muchos prefieren no viajar fuera y terminan haciendo trabamos del Camino de Santiago que les traen hasta aquí. No han faltado franceses, italianos e ingleses, pero en menor medida".