Martes, 20 de noviembre de 2018

La Junta transfiere a la Diputación Provincial las carreteras de Vitigudino a Mieza y de Lumbrales a Vilvestre

Estado de las vías de la comarca. La carretera Vitigudino-Mieza se encuentra en buen estado, todo lo contrario que sucede con la que une Lumbrales con Vilvestre, sinuosa y con firme estrecho y en mal estado.

 El delegado territorial de la Junta de Castilla y León en Salamanca, Gerardo Sánchez-Granjel Santander, y la presidenta de la Diputación, Isabel Jiménez, han firmado esta mañana el acta de cambio de titularidad de cuatro carreteras de la provincia, tal como habían aprobado los órganos competentes de ambas instituciones.Concretamente, la Junta cede a la Diputación de Salamanca la titularidad de la carretera SA-320, de Vitigudino (CL-517) a Mieza, con una longitud de 27,96 kilómetros, y la carretera SA-330, de Lumbrales (CL-517) a Vilvestre, con una longitud de 32,30 kilómetros.La primera de ellas fue acondicionada por la Junta de Castilla y León hace 5 años, por lo que presentan un buen estado de conservación. Por el contrario, la vía que une Lumbrales con Vilvestre presenta de por medio el puerto de La Molinera, de gran sinuosidad, con un estrecho firme y en muy mal estado de conservación.Por su parte, la Diputación de Salamanca hace entrega a la Junta de Castilla y León de la carretera DSA-230, de la N-630 (Guijuelo) a la SA-210 (Tamales) por Fuenterroble, Casafranca, Endrinal de la Sierra, Linares de Riofrío, Escurial de la Sierra y Tejeda, con una longitud de 43,36 kilómetros, y de la carretera DSA-340, de la N-620 a la SA-215 (Tamales) por Bocacara, Alba de Yeltes y Aldehuela de Yeltes.Los cambios de titularidad entre la Junta y la Diputación responden a una mejor gestión de las vías de comunicación en la provincia de Salamanca con la reorganización de las competencias en conservación y mantenimiento de las carreteras.