Castilla y León reduce más las restricciones y se suprimirá el aforo limitado en todos los locales

Se mantiene los protocolos en los centros educativos y en las residencias, así como las medidas que  dependen de la normativa estatal
El fin del límite de aforos en todos los locales permitirá ir recuperando la actividad social y económica

En todos los locales de Castilla y León se suprimirá el límite del aforo para realizar la actividad normal salvo por el uso mascarilla y la distancia de seguridad de metro y medio. Es la medida que entra en vigor el próximo jueves y que ha anunciado el portavoz de la Junta, Francisco Igea, tras el Consejo de Gobierno de este jueves.

De todos modos, se mantienen los protocolos en los centros educativos y en las residencias, así como las medidas que  dependen de la normativa estatal, como las relacionadas con competiciones deportivas que corresponden al alto nivel.

Por lo tanto, la Comunidad abandonará el nivel 1 y pasa a una fase de “riesgo controlado”, en la que se mantendrán, como se ha indicado, el uso obligatorio de la mascarilla en interiores y la distancia de seguridad de un metro y medio. El motivo es la buena evolución de la incidencia del coronavirus. “No es una nueva normalidad, pero sí un riesgo controlado. Cada vez estamos más cerca de una vida y una actividad económica normales”, sentenciaba Igea.

Comunicado de la Junta de Castilla y León:

La Junta de Castilla y León ha aprobado esta mañana, en su Consejo de Gobierno, el Acuerdo por el que se declara la situación de riesgo controlado para todo el territorio de la Comunidad autónoma, conocida la buena evolución de los últimos informes epidemiológicos y asistenciales referidos a la evolución de la pandemia en la Comunidad.

Este nuevo contexto en lo referido a la contención de la COVID-19 entrará en vigor a partir de las 00 h. del próximo martes, 21 de septiembre, tras la oportuna publicación en el Bocyl del correspondiente texto normativo.

De esta forma decaerá entonces el actual nivel 1 vigente desde mediados del mes de julio, con lo que se pone fin a las limitaciones sectoriales referidas a aforos y horarios, manteniéndose, eso sí, las recomendaciones y obligaciones generales para la prevención de la pandemia: uso obligatorio de la mascarilla en espacios cerrados de uso público y en abiertos cuando no sea posible mantener el metro y medio de distancia social de seguridad, ventilación de espacios y lavado frecuente de manos; continuidad en las medidas generales de higiene y prevención aplicables a todos los establecimientos, locales de negocio, instalaciones y espacios de uso público y actividades de carácter público; y para el control de aforo y entrada, salida, circulación y presencia de público espectador o asistencia en establecimientos, con el fin de evitar aglomeraciones y asegurar el cumplimiento de la obligación de mantener la distancia de 1,5 m de seguridad interpersonal (siendo, en todo caso la referencia normativa concreta el Acuerdo 46/2021, de 6 de mayo  y su anexo)  


La entrada de este Acuerdo hoy aprobado no lleva aparejada la derogación de las ‘Medidas para los eventos deportivos multitudinarios, incluidos los de la Liga de Fútbol Profesional y la Liga ACB de Baloncesto’, aprobadas para el conjunto del Sistema Nacional de Salud y cuya vigencia está definida en su propio articulado hasta el próximo 30 de septiembre.

La vigencia de esta situación de riesgo controlado en Castilla y León se establece desde su fecha de entrada en vigor, el próximo 21 de septiembre y hasta que finalice la actual crisis sanitaria en el territorio nacional, salvo que la evolución de los indicadores de riesgo nuevamente exija la declaración de alguno de los niveles de alerta sanitaria pandémica establecidos por el Acuerdo 46/2021, de 6 de mayo, de la Junta de Castilla y León, por el que se actualizan los niveles de alerta sanitaria y el Plan de medidas de prevención y control para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por la COVID-19.