Dos fallos defensivos dejan KO al Salamanca UDS ante un Guijuelo que estará en la final regional de la Copa RFEF (2-0)

Álex Caramelo y José Giráldez firmaron las dos dianas del partido al aprovechar los errores atrás de Íñigo Reinoso y Álvaro Arencibia en la segunda parte

Los jugadores del Guijuelo celebran el primer tanto del partido ante la mirada de Liam Ayad / Kiko Robles

Dos fallos defensivos dejaron KO al Salamanca UDS ante un Guijuelo que estará en la final regional de la Copa RFEF (2-0)Álex Caramelo y José Giráldez firmaron las dos dianas del partido al aprovechar los errores atrás de Íñigo Reinoso y Álvaro Arencibia en la segunda parte. Con todo ello, la batalla fue bronca, sin mucho ritmo y con un público caliente en la gradas y con ganas de fútbol.

Mario Sánchez salió con su habitual con 4-2-3-1 y con jugadores de segunda línea -por no ser los teóricos titulares- con el objetivo de dar la sorpresa ante un rival de superior categoría en la fresca tarde de este miércoles. Por su parte, Antonio Calderón apareció en escena de nuevo -como en la primera jornada de Liga- con un 4-4-2 en el que Bouba Barry por la derecha y Adri Carrasco por la izquierda. En ataque, dupla para Ibán Ribeiro y Jairo Morillas. 

El duelo arrancó con un Salamanca UDS deseoso de ponerse por delante en el marcador gracias a una buena acción entre Bouba Barry y Luis Télles, pero el disparo del mexicano se estrelló en el lateral de la red. Sin embargo, el Guijuelo dio un paso al frente pasado el primer arreón y Adrián García, al cuarto de hora, casi batió a José Salcedo con un remate embarullado en el área pequeña que acabó con el atacante tendido en el suelo. 

Tras ello, Liam Ayad empezó a caer por detrás de la línea de tres en el medio y Rodri Flórez protagonizó la noticia fea del partido al lesionarse. Acto seguido, Davo dio el susto, aunque pudo seguir sobre el verde sin mayor problema. Por otro lado, los nuevos Bouba Barry, Adri Carrasco, que casi la lía al no despejar un balón suelto en una acción, y Liam Ayad, al igual que el ‘veterano’ Luis Télles destacaron. Finalmente, 0-0 al descanso con reclamación de penalti incluida.


En la segunda parte, Mario Sánchez quitó a Adrián García para dar entrada a Alejandro Peralvo, en un partido con muchos ex’s en el que Jairo Morillas y Adri Carrasco se quedaron cerca de ver puerta en los primeros compases de la misma. Los cambios se sucedieron con el paso de los minutos en los dos conjuntos y todo se empezó a poner bronco, un hecho bastante habitual en los derbis de semejante tipo.

Mientras, dos fallos defensivos de Íñigo Reinoso y Álvaro Arencibia, en el 69’ y el 81’, dejaron completamente de cara los goles de Álex Caramelo y Jose Giráldez. Dos zarpazos y a la lona el equipo con más renombre. Poco le duró la película copera a los charros, aún siguen vivos los blanquinegros. La próxima semana, el bando de la villa guijuelense se medirá al Burgos Promesas en la final regional después de proclamarse el rey charro de la Copa RFEF.

Fotos: Kiko Robles