La jornada semanal de 35 horas para los empleados públicos de Castilla y León vuelve a la agenda política

PSOE y Podemos reprochan a Ibáñez que siga sin cumplir un compromiso asumido por la Junta en el año 2019, en el mandato de Juan Vicente Herrera

Concentración de UGT, CSIF y CCOO ante la delegación de la Junta en Salamanca, el 3 de octubre de 2019. Foto de Lydia González

El Grupo Socialista y Podemos han coincidido este miércoles al criticar al consejero a la Presidencia, al 'popular' Ángel Ibáñez, por seguir sin cumplir el "gran hito" de su departamento, en referencia a la implantación de las 35 horas semanales para los empleados públicos en Castilla y León, un compromiso asumido por la Junta en el año 2019, en el mandato de Juan Vicente Herrera.

"Dos años después sigue sin ser una realidad", ha advertido en concreto la procuradora de Podemos, Laura Domínguez, quien ha reprochado a Ibáñez que no se haya referido a este asunto ni en su "demasiado profusa" intervención de cerca de dos horas en la comparecencia a petición propia en la Comisión de la Presidencia para hacer balance de su gestión a mitad de legislatura ni en la réplica a los grupos.

"Me parece increíble que en cuatro horas no haya aludido en ningún momento a la cuestión de las 35 horas, me llama poderosamente la atención cuando es el principal compromiso de Legislatura", ha exclamado Domínguez en un reiterado llamamiento al consejero para que responda sobre este asunto que finalmente ha contestado en la dúplica.

"¿Es que no piensa decir nada? ¿Qué nos dice? ¿Va a dar alguna contestación?", se ha de forma reiterada el socialista Luis Briones, "sorprendido" por la "basta" comparecencia de Ibáñez al que ha reprochado haberse dedicado a "hablar de muchas cosas" para "darse autobombo" y ha anunciado que el PSOE pedirá la comparecencia de todos los altos cargos de la Consejería para justifiquen el cumplimiento del 90 por ciento de los compromisos. "Me parece muy bien, ya le digo yo que van a estar encantados de venir. No tenga duda", ha respondido Ibáñez que ha ironizado por su parte sobre que "nunca se es demasiado amplio" en las explicaciones en las Cortes.

"Ha sido un 'speech' largo en el que no ha hablado de hechos, sólo de intenciones", ha ironizado el socialista que ha reprochado al consejero que dos años después del inicio de la legislatura no haya aprobado ni una sola ley "mientras se vanagloria de los compromisos cumplidos" --Ibáñez ha aceptado el reproche, ha apelado a la pandemia y ha defendido hacer las cosas bien y no pronto--, y que casi no haya comparecido en las Cortes para dar cuenta de sus acciones, dos, según ha aclarado Ibáñez, que vio la de la estabilización de la función pública "demasiado pronto" y la del convenio de colaboración con Cantabria pendiente de plazos administrativos además de haberse visto "sensiblemente afectado" por la pandemia.

El socialista ha recordado a Ibáñez que siguen las libre designaciones y las gratificaciones extraordinarias, bien sean "bufandas en invierno o abanicos en verano".

Briones ha resumido la comparecencia de Ibáñez con un "nada nuevo bajo el sol", ha aprovechado para solicitar al presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, que convoque la conferencia de alcaldes y presidentes de diputación "cuanto antes" y ha considerado "fundamental" que paralice todas las reformas territoriales, incluida la sanitaria, y ha sido tajante al advertir de que en Castilla y León no sobra ninguna entidad local.

"No tienen modelo de Comunidad, por eso han fracasado tanto, como reconoció el antes de ayer todopoderoso Igea y ahora sumiso", ha ironizado para advertir de que el mundo rural se está muriendo y está desapareciendo ante la "incapacidad" del "desgobierno de PP y de Cs" para dar soluciones.

Por otro lado, Domínguez ha acusado a la Junta de exigir al Gobierno de España lo que no hace en la Comunidad Autónoma para las entidades locales y donde reparten "como bien les viene en gana" y de forma "aleatoria" y ha expresado su temor respecto a que los fondos extraordinarios COVID se hayan destinado a la cooperación local de siempre en lo que ha tildado de "un pan con unas tortas", a lo que el consejero ha respondido que los criterios están "tasados".


Briones y Domínguez han coincidido también en su crítica a la Consejería de la Presidencia por desconocer la plantilla real de la Administración autonómica, como el número de trabajadores temporales de larga duración con una plaza estructural para los que han reclamado una solución, que, según ha respondido el consejero, van a tener la oportunidad de participar en el proceso de estabilidad, marcado ahora por el Gobierno de la nación pero "sin ningún miramiento" para conservar el talento "que lo hay y es crucial para el desempeño de los servicios públicos".

"Las reglas del juego no las ponemos las comunidades autónomas", ha aclarado el consejero en su respuesta a los grupos que le han acusado de carecer de mensaje y de preferir no hacer nada porque no tienen los datos sobre las personas que están en "abuso de temporalidad", lo "primordial" para encontrar la solución se ha reafirmado la política morada partidaria de la estabilidad de las plantillas.

La procuradora de Podemos ha admitido que el Plan de Igualdad elaborado por la Consejería de la Presidencia "está bien" pero ha advertido de carencias en su ejecución y en aspectos como la conciliación o como la corresponsabilidad, a lo que Ibáñez ha respondido que todas las medidas han sido pactadas con los sindicatos con capacidad de seguimiento en un "compromiso ineludible" del presidente de la Junta.

Por parte de Ciudadanos, María Teresa Gago ha valorado el "alto grado de cumplimiento" del Acuerdo de Gobierno de Cs y PP y ha destacado algunas propuestas en regeneración democrática como la supresión de la figura del aforado de los miembros de la Junta como de los procuradores de las Cortes de Castilla y León, "un privilegio anacrónico que el Partido Socialista paralizó en las Cortes", ha lamentado--, y otras que sí se han puesto en marcha, como la limitación de mandatos para los altos cargos o la reforma del Código Ético y de Austeridad.

Asimismo, ha reconocido la mejora en el reparto económico de los medios de comunicación tras hacerse públicos los datos anuales de contratación de la publicidad institucional desde el año 2014 junto a un estudio sobre la eficiencia de este gasto por parte de una autoridad independiente de responsabilidad fiscal. "Lo que no se mide no se puede mejorar. Por eso siempre hemos trabajado para que estos objetivos fueran una realidad y nos congratula ver su implementación", ha manifestado.

Gago ha significado la capacidad de la Administración para "reorientarse, reinventarse y mantener los servicios esenciales en los peores momentos de la pandemia, con la aplicación del teletrabajo", y la "comunicación constante" de los delegados territoriales desde el convencimiento de que ha logrado acercar la Administración al conjunto de la ciudadanía.

Respecto a la función pública, la procuradora de la formación naranja ha apostado por dos líneas de trabajo, en referencia a la protección de los empleados públicos y la modernización de la administración, y ha valorado la Ley de Función Pública que PP y Cs quieren sacar adelante en esta Legislatura. "El camino a seguir es el del diálogo, la negociación y el consenso", ha señalado con un compromiso de "lealtad" por parte de su grupo.

Finalmente, el procurador del PP Pablo Trillo, que se ha "estrenado" como portavoz de su grupo en la Comisión de la Presidencia, ha agradecido la "pedagógica y brillante" intervención de un consejero que, según ha lamentado, ha tenido que trabajar ya con tres ministros responsables de la Función Pública, algo que el 'popular' no ve responsable por parte del Ejecutivo central.

"Suscribo desde la alfa hasta la zeta todas las palabras que ha dicho sobre el terrorismo", ha asumido el procurador del PP en un emocionado recuerdo al comandante Juan José Aliste.