Uxío: “El ambiente que se vive en el Helmántico es algo que siempre echaré de menos”

El gallego, ahora en el Bergañitos, volverá a Salamanca para medirse a su exequipo y reencontrarse con la afición

Uxío dedica a la grada su último gol / Lydia González

Uxío da Pena, jugador del Bergantiños en la actualidad, volverá este domingo al Estadio Helmántico. Por ello, el delantero, ex del Salamanca UDS, atiende a este medio de comunicación para hablar sobre su presente en Galicia, su antiguo club y el encuentro de Liga.

Cómo estás: “Muy bien, contento, ilusionado. Tanto en Coruña como en mi nuevo equipo se están cumpliendo las expectativas y estoy volviendo a disfrutar del fútbol”.

No era el inicio deseado de Liga: “El equipo trabajó muy bien ambos partidos y tuvimos la desgracia de quedarnos con uno menos en el minuto 20 del primer partido. El otro día no materializamos las opciones. El equipo va a dar qué hablar y vamos a llevar el peso de los partidos, que en esta categoría no se ve mucho”.

Objetivo: “Hay tanta incertidumbre que sí que es un equipo para ser protagonista en campo contrario y con jugadores marcando las diferencias en Galicia a nivel ofensivo. Nuestro estadio no nos conviene para el estilo de fútbol que proponemos, si tuviéramos un San Lázaro o un Helmántico podríamos llevarlo más a cabo. Tenemos uno de los pocos céspedes artificiales de la categoría y deberíamos adaptarnos mejor que los rivales”.

Nervios por volver al Helmántico: “No, no hay nervios… lo que tengo es ilusión y ganas por volver a reencontrarme con toda la gente y el ambiente que se vive en el Helmántico, que es algo que siempre echaré de menos. Intentaré hacer un buen partido porque habrá aficionados que quieran ver la mejor versión de Uxío allí”.

Sabor del último gol en Salamanca y del club: “La sensación es muy bonita, aunque entre la lesión del cruzado y la pandemia no pude disfrutar en Salamanca todo lo que me habría gustado. Hubo que tirar de mucho coraje y personalidad para sobrellevar todo lo que pasó y al final el equipo se libró del descenso. Me pude despedir con gol, que era lo que queríamos la afición y yo. Siempre estaré agradecido a la gente, nunca soñé con poder disfrutar todo eso”.


Hablar con compañeros: “He hablado con Luis Martínez, que es un chaval con el que me llevó muy bien; con Télles también, que vive ahora en la misma casa que yo el año pasado… No he abierto mucho conversaciones, pero en estos días lo haré con la gente para vernos aunque sea un minuto fuera del estadio”.

Celebrar un gol no se va a dar: “No, no, no. Imposible. Quiero ganar y meter goles, pero voy con el mismo respeto que la afición a mí. Quiero dar mi mejor nivel para que se sientan orgullosos de mí”.

Cómo ve al club: “Lo que he visto es estabilidad, que no la había cuando estaba yo. Se hacen fichajes nacionales, un entrenador a largo plazo… El Salamanca se merece estar cuanto antes en una categoría profesional”.

Rabia al ver que ahora todo parece más calmado sin estar él: “A los futbolistas se nos señala por el rendimiento que tenemos y dentro de eso es muy importante la estabilidad en el club y el día a día. Tuvimos muchísimos entrenadores, jugadores, circunstancias muy desagradables… Me hubiese gustado estar en un Salamanca más serio, sí”.

Diferencias entre el Salamanca y el Bergantiños: “La masa social del Salamanca lo es todo y el activo número uno. El Bergantiños casi no tiene afición y la que hay es muy humilde, aunque en el club se hace todo bien y es buen pagador. No es comparable uno con otro, aunque los dos son ambiciosos”.