Richard Huerta se pasa a los entrenamientos de altura en Sierra Nevada: “Parecía que cogías aire y no respirabas. El primer día fue duro”

El competidor charr0 trabajó con la Federación Española en el Centro de Alto Rendimiento por una concentración nacional

Un musculado Huerta, en la cinta de correr

Richard Huerta siempre sorprende. Ahora, el charro se pasó a los entrenamientos de altura -a 2.320 metros de altitud- de Sierra Nevada. El competidor trabajó con la Federación Española en el Centro de Alto Rendimiento por una concentración nacional. Ante ello, SALAMANCA AL DÍA se puso en contacto con él para que contase su experiencia después de varios días en Granada.

Valoración: “Ha sido una experiencia muy enriquecedora, el hecho de tener un equipo tan grande y concentrado durante tantos días es señal de que la Federación Española de Kickboxing va creciendo a pasos agigantados. Es muy positivo para todos entrenar con diferentes compañeros de niveles muy altos”.

Cambios: “Se nota bastante, ya la había estudiado en la carrera… pero se ha notado mucho. Las pulsaciones van más altas que de normal, cogías aire y parecía que no respirabas… el primer día fue duro, aunque luego ya nos fuimos aclimatando”.


Cómo ocurre todo: “La idea surge en la Federación Española y el nivel está subiendo. Se dio la oportunidad de hacer una concentración del equipo nacional para después seleccionar a los competidores que irán al Mundial”.

Para qué sirve: “El beneficio es entrenar con gente de primer nivel en el ámbito nacional”.

Próximos objetivos: “Competir lo máximo posible tanto a nivel nacional como internacional y recuperar los dos años casi parado por el COVID.