Innovador proyecto en Salamanca de obtención de gas a través de residuos orgánicos

Mañana se presenta en Guijuelo la biofactoría que apuesta por la economía circular generando bio-GNC
Biofactoría de Guijuelo, ubicada en la estación depuradora - Advisor

La provincia de Salamanca da mañana un nuevo paso adelante en la última tecnología de la economía circular aplicada a la obtención de energía. Se trata de la preentación de la biofactoría ubicada en Guijuelo que 

En este proyecto se aplica el concepto de economía circular transformando biorresiduos cuya gestión supone un alto impacto económico y ambiental, generando bioproductos de valor: biofertilizantes, bioplásticos y biometano para uso vehicular (bio-GNC). 

La depuradora aprovecha las infraestructuras preexistentes para convertirse en una biofactoría. Un proceso de codigestión anaerobia gestiona los lodos de depuradora con residuos agroalimentarios, maximizando la producción de biogás. Este biogás sólo se usaba en las calderas para calentar los digestores. Para aprovechar el excedente producido, se ha diseñado y construido un sistema de limpieza y purificación de biogás a biometano (ABAD Bioenergy®). 

El sistema de valorización consta de procesos innovadores que se han desarrollado para completar la cadena de transformación que, incluye el preacondicionamiento de los biorresiduos (hidrólisis térmica), su transformación en biometano y biohidrógeno mediante biorreactores electroestimulados (ELSAR®) y por último el proceso ABAD Bioenergy® con una capacidad de producción de 10 Nm3/h de biometano que consiste de un sistema en dos etapas compuesto por cuatro unidades principales: unidad de enriquecimiento, unidad de limpieza o afino, unidad de compresión y almacenamiento y unidad dispensadora.

El proyecto demuestra el concepto de bioeconomía circular llevándolo a la práctica en la EDAR de Guijuelo con la transformación del concepto actual de depuradoras, convirtiéndolas en biofactorías, donde los residuos generados en la EDAR y en las industrias agroalimentarias, se convierten en recursos: biocombustible, bioplásticos y biofertilizantes.


La reducción de emisiones de CO2 a la atmósfera se hace patente al producir un biogás mediante codigestión anaerobia, bioconversión electroestimulada de biorresiduos en biogás y biohidrógeno, que posteriormente es enriquecido hasta biometano con calidad requerida para su uso vehicular, promoviendo así la movilidad sostenible local y regional. Está previsto el aprovechamiento del bio-GNC por los propios vehículos del servicio de aguas, vehículos municipales, industriales o autobuses.

Además, la gestión centralizada de biorresiduos de las industrias de la región, permite reducir el impacto que supone su transporte a centros de gestión de residuos como vertederos a cientos de kilómetros de distancia, posibilitando su valorización local en la biofactoría.

El proyecto biofactoría de Guijuelo es una iniciativa pionera replicable a multitud de ubicaciones en las que la producción de bio-GNC a partir de biorresiduos puede convertirse en motor de la bioeconomía. El proyecto ha permitido el desarrollo desde la ideación hasta la acción de un modelo innovador de economía circular hacia la producción y aprovechamiento de biogás. Este proyecto se ha presentado al premio a ala innovación del Salón del #GasRenovable.