¿Cómo afrontan los hosteleros salmantinos el fin de algunas restricciones?

Hablamos con profesionales del sector para conocer su punto de vista sobre las nuevas medidas y el futuro con el fin de las ferias

Interior del bar Segun-Mari, en la carretera de Ledesma, con clientes consumiendo en barra, tras muchos meses sin hacerlo. Foto de Vanesa Martins

Desde la pasada medianoche Salamanca y el resto de Castila y León han entrado en la Fase 1, debido al descenso de contagios el sector de la hostelería ha sido uno de los más beneficiados por las nuevas medidas que se han adoptado. Vuelve el consumo en barra o de pie, se podrán realizar cócteles y también reabrirá el ocio nocturno. 

En esta primera mañana con estas medidas, SALAMANCA AL DÍA ha salido a las calles de la ciudad para conocer la opinión de los trabajadores del sector. Hemos hablado con dos hosteleros para conocer cómo han recibido este levantamiento de las restricciones. En lo que respecta a la vuelta al consumo en barra,  Luis, del bar-restaurante Cuatro Gatos, señalaba  que “el consumo en barra en esta zona no se va a notar. A los establecimientos del centro como este lo que nos beneficia es la llegada de turistas y de gente que venga a conocer la ciudad”. 

Segundo, del bar Según-Mari, se mostraba contento. “Es un gran noticia, al menos ahora puede entrar más gente y eso nos beneficia, y también a ellos. Hay gente que prefiere consumir en barra”.


Por su parte, Martín, del Restaurante La Luna, nos contaba que “a nosotros lo que nos beneficia es poder ampliar las terrazas. Son  medidas que nos van a ayudar, al menos en nuestro caso”. Es importante recordar que el límite de personas por mesa se amplia de  diez a 25 personas, tanto en interiores como al aire libre. 

Con el fin de las ferias y fiestas acercándose, también hemos preguntado si hay “miedo” o “respeto” a que vuelvan a aumentar los contagios, y que eso influya en dar marcha atrás con nuevas restricciones. “Ese miedo siempre lo hay”, comentaba Martín. Por su parte, Luis señalaba que “no hay miedo, al fin y al cabo se ha demostrado que la hostelería puede estar abierta. Si no podemos fijarnos en otras partes de España, como por ejemplo Madrid, donde se está hablando de que puedan desaparecer todas las limitaciones en hostelería”. “Esperemos no volver para atrás”, añadía Segundo.