Esto no es como empieza, pero…

El periodista Chema Díez muestra su opinión en la sección de este medio con colaboradores sobre el triunfo de Unionistas ante el Extremadura en el Reina Sofía

Una acción de peligro local / Lydia González

Faltan 35 jornadas para el final de la fase regular de la Primera RFEF; o lo que es lo mismo 105 puntos en juego. Todo un mundo.

Pero, cuando las cosas comienzan bien y con el pie derecho, los retos del futuro se afrontan de una manera mucho más relajada y con un mayor grado de confianza.

Así ha iniciado Unionistas CF su periplo y debut en esta nueva categoría, logrando 7 puntos de los 9 que se han disputado, venciendo al Ferrol en A Malata (0-1), empatando contra la CyD Leonesa en el estreno en casa (2-2) y derrotando con suma claridad y superioridad al Extremadura UD (3-0) en el Reina Sofía, con un Íñigo Muñoz excelso.

Y es que, Unionistas hurgó en la grave crisis institucional y económica que atraviesa el Extremadura para en apenas 15 minutos sentenciar el partido con un doblete de Rayco, al que siguió un tanto de Fer Román a la salida de un córner, dejando la segunda mitad para no dejarse llevar, repartir minutos y seguir cogiendo sensaciones.


Este triunfo también fue dedicado a los aficionados, que pudieron gritar tres veces gol y disfrutar del fútbol y de su equipo en las primeras Ferias y Fiestas de la pandemia; también hubo un momento para el hermanamiento entre aficionados por el delicado momento que atraviesa el Extremadura UD, que es otro de los valores que debe trasmitir un deporte como el fútbol.

Por eso, tras una nueva victoria, Unionistas sigue invicto y se ha colocado segundo de su grupo, solo detrás del histórico Deportivo de la Coruña. Por suerte o por desgracia, el fútbol no deja tiempo para disfrutar de las victorias, ni tampoco para lamentarse con las derrotas y este viernes 17 de septiembre, Unionistas CF tiene una nueva cita en Lezama contra el filial del Athletic de Bilbao.

Sí, es cierto que esto no es cómo empieza, ni mucho menos, pero qué bonito es iniciar este camino con una sonrisa en la cara.