Emprendiendo a mi manera

Las personas que piensan en hacerse ricos emprendiendo lo tienen complicado, es muy difícil realizar el enorme esfuerzo de montar una empresa si no se ama y se cree en lo que estás haciendo.

Yo no me siento diferente a los demás, como todo el mundo intento buscar mi zona de confort, aunque es cierto que también me gusta salir de ella, me gusta experimentar la libertad cuando sales de la rutina. Disfruto, no sé por qué, de las situaciones que me hacen saltar de un lado a otro, tal vez será eso de ser autónomo que lo llevamos en la sangre, como dicen: iniciativa, capacidad de trabajo, riesgo, confianza y seguridad en uno mismo, organización… quizá puede ser que, a pesar de tantas caídas, también ha habido algún que otro triunfo y son estos son los que pueden generar también cierta adicción.

Ya desde pequeño, compaginando con estudios, me enseñaron a llevar el negocio familiar: visita obligada todas las semanas a los bancos (pago de letras, trasferencias, ingresos…), control de existencias, negociaciones con proveedores, control de ventas… de un modo u otro, aprendí a sobrevivir, y a los veinte constituí mi primera SL familiar. Cuatro años más tarde invertí en mi primera casa y, al poco tiempo en la compra de un local que, aunque pequeñito, me permitió emprender y fue la cuna donde unos años más tarde nacería Creadsa.

La trayectoria de Creadsa desde sus comienzos ha sido un frenesí, han sido muchas las iniciativas y actividades que se han desarrollado en ella. En 2010 la Diputación de Salamanca nos concedió el III premio a la actividad empresarial en la categoría de Emprendedores, al que ahora es el medio de comunicación ‘Diario de Salamanca’. Este año 2021 se ha constituido la socie dad ‘Camaleón Cloud’ destinada a la actividad de desarrollos webs que, al igual que Diario de Salamanca, sale de Creadsa en el mejor momento, gracias a la gran demanda de estos últimos años en este tipo de actividad: CRM y CMS (tiendas online, webs, motores de reservas, TPVs...).

Durante estos años con Creadsa, he vivido paralelamente otras iniciativas emprendedoras como ‘Alimentos lo Mejor del Puerto’, un proyecto que no duro más de tres años, y que con mucha pena tuvimos que cerrar en el año 2009, pues no estaba aún consolidada cuando apareció la crisis financiera y la burbuja inmobiliaria. Como veis, no todo son alegrías en esto de emprender y, como en casi todas las ocasiones, no se busca ser rico como puede pensar mucha gente. Las personas que piensan en hacerse ricos emprendiendo lo tienen complicado, es muy difícil realizar el enorme esfuerzo de montar una empresa si no se ama y se cree en lo que estás haciendo. Si no disfrutamos del camino o no tenemos la necesidad de sobrevivir de esta actividad, seguramente nos faltará la energía, la voluntad y la ilusión para hacerlo realidad. Muchas de las empresas de éxito de hoy en día comenzaron bajo la idea de cubrir una necesidad y de forma muy modesta: Inditex, Apple, Amazon, Starbucks, Facebook, Google… hacer crecer una pequeña empresa requiere de tiempo, mucho esfuerzo y mucha inspiración. A veces puede ser difícil, pero si logras superar las dificultades, entenderás entonces esa adición que os comentaba antes.