Y la grada volvió a gritar… ¡gol!

El periodista Chema Díez muestra su opinión en la sección de este medio con colaboradores sobre el empate de Unionistas con la Cultural en el Reina Sofía

Futbolistas y afición cantan el tanto de Espina / Lydia González

Lejos, muy lejos queda ya la normalidad con la que la afición de Unionistas iba en masa a ver a su equipo en un partido oficial en Liga.

El último choque fue en Las Pistas antes de que esta pandemia se empeñase en complicarnos la vida; pues bien, más de un año y medio después y tras una temporada casi en blanco, más de 2.500 personas se dieron cita en el Reina Sofía para ver el debut de su equipo en la Primera RFEF en casa… con algunas restricciones y el pequeño caos propio de la primera vez, que el tiempo se encargará de solucionar.

No importó el calor, ni tampoco lo hará el frío extremo de los meses de invierno en un campo muy propicio para ello en Salamanca, porque la gente no va a fallar. Los fieles de Unionistas volvieron a gritar gol y lo hicieron al principio y al final del choque ante una Cultural siempre candidata a todo (2-2).


Espina en el 2’ y Rayco en el 81’ llevaron la locura a unas gradas deseosas de ver a su equipo en vivo y en directo y de poder seguir sus pasos por los diferentes campos de España; no duden que, si es posible, lo volverán a hacer.

Quizá este hecho, que no es cuestión menor, dejó en un segundo plano y a la vez elevó a un éxito el punto logrado por Unionistas ante la CyD Leonesa, que siempre es uno de los rivales candidatos a estar arriba.

Se vivió, se palpó y se sintió de nuevo el fútbol en el Reina Sofía, con Unionistas como protagonista; ahora que tanto se les llena la boca a Rubiales y Tebas diciendo que el fútbol es para los aficionados, que se pasen un domingo por el Reina Sofía y vean a la grada gritar ¡gol! Eso es vivir el fútbol y no lo que ellos venden…